Gas LP y tortilla ¿control de precios? Cofece sería de gran ayuda

0
72

Desde hace meses la inflación se ha visto impactada por los precios del Gas LP y de la tortilla. Ambos precios suben más que el resto. Se encuentran en niveles no vistos hace años y de plano el presidente López Obrador advirtió el viernes de la posible instalación de un precio máximo para el Gas LP. ¿Esto quiere decir que regresamos al control de precios? Posiblemente sí, pero un reto con los controles de precios es que no representan una solución de fondo.

PRECIOS MÁXIMOS O CONTROLES, NO VEN FONDO

En la economía mexicana vivimos, desde hace años, libertad en la fijación de precios. Ya no hay controles, con excepción de la tortilla que, supuestamente, tiene un precio libre, pero muy vigilado por la Profeco. Los controles de precios trajeron distorsiones en los sectores productivos. Un precio controlado esconde la falta de competencia o carencia de productividad o falta de subsidios.

¿Y sabe quién paga los controles de precios? Muchas veces el Estado, para mantener precios ficticios.

El presidente Andrés Manuel López Obrador debe tener genuina preocupación por la población de menores ingresos y por ver precios de la canasta, como el del Gas LP y la tortilla, elevarse. Sin embargo sería mucho mejor eficientar los sectores. Por ejemplo, claramente el precio del Gas LP es un problema de competencia en distribución, y en la tortilla debe verse la productividad y costos de las tortillerías.

COFECE, EN GAS LP Y TORTILLA

El mejor aliado del gobierno para solucionar las alzas en el Gas LP y la tortilla puede ser la Comisión Federal de Competencia Económica.

Tan sólo en el Gas LP, la Comisión tiene tres distintos frentes abiertos con los gaseros. Una investigación fue por oficio, por los altos precios en la venta de cilindros y pipas del combustible.

La Cofece también mantiene un juicio contra gaseros por sus prácticas monopólicas absolutas, es decir, la manipulación de precios al ponerse de acuerdo en la distribución y venta.

Y por prácticas de abuso a lo largo de toda la cadena: poder de importación, comercialización, transporte, almacenamiento y venta al público.

El próximo martes, el presidente López Obrador estará viendo a su gabinete energético, encabezado por la secretaria Rocío Nahle. Esperemos que se busquen soluciones de fondo.

En el caso de la tortilla sucede algo similar. Puede revisarse la importación de maíz blanco, como lo comenta el Presidente, pero para ayudar a tener mejores precios de la tortilla tendría que verse toda la cadena, sobre todo en las tortillerías, y, desde luego, evitar que se pongan de acuerdo en precios.

Ahí, otra vez, la Comisión de Competencia ha sancionado varias veces a personas físicas, a tortilleros y hasta al secretario de Desarrollo de Jalisco, por ponerse de acuerdo en los precios.

Si se quiere atacar de fondo los altos precios del Gas LP y la tortilla, en lugar de fijar precios arbitrariamente, que pueden esconder ineficiencias y prácticas poco competitivas, sería mejor tener programas sectoriales.

José Yuste .

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here