Llega inflación a 5.51% anual

0
678

Los precios de los productos y servicios en México subieron 0.24 por ciento durante la primera quincena de enero de 2018 respecto a la última de diciembre del año pasado, mientras que a tasa anual se encarecieron 5.51 por ciento, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
A tasa anual, la inflación fue mayor a la de 4.78 por ciento que se registró en el mismo periodo de 2017, cuando ocurrió el llamado gasolinazo, pero en términos quincenales resultó menor a la última del año pasado que fue de 1.51 por ciento, la más elevada de por lo menos esta década.
El Inegi abundó que “el índice de precios de la canasta básica registró un incremento quincenal de 0.81 por ciento, así como una tasa anual de 6.18 por ciento. En la misma quincena de 2017 las variaciones fueron de 4.15 y 7.21 por ciento, respectivamente”.
En el desglose que hace por tipo de producto, el instituto señaló que los alimentos y bebidas fueron los que más subieron de precio a tasa anual con 8.59 por ciento, pero bajaron 0.16 por ciento respecto a la segunda quincena de diciembre pasado.
Por su incidencia en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), el gas doméstico y la gasolina de bajo octanaje encabezan la lista de los productos que más se encarecieron en la primera quincena de 2018 respecto a la última de 2017 ya que su precio subió 3.86 y 1.47 por ciento, respectivamente, respecto a finales del año pasado.
Enseguida se ubican los precios de los alimentos preparados que se venden en loncherías, fondas, torterías y taquerías ya que aumentaron 0.59 por ciento.
En los primeros 15 días del año el huevo se encareció 3.44 por ciento, los productos de restaurantes 0.64 por ciento, la papa 6.09 por ciento, los plátanos 9.69 por ciento, los derechos por el suministro de agua 1.61 por ciento, los gastos para mantener la vivienda propia 0.11 por ciento y la electricidad 0.54 por ciento, detalló el Inegi.
En cambio, el jitomate se abarató 17.42 por ciento respecto al precio en que se comercializó en la última quincena de 2017, el transporte aéreo bajó 31.91 por ciento, los servicios turísticos en paquete 8.33 por ciento, la calabacita 12.42 por ciento, la cebolla 5.79 por ciento, los chiles frescos 12.11 por ciento, en chayote 10.08 por ciento, el chile poblano 10.53 por ciento y la ropa de abrigo 1.92 por ciento.
Por sectores, después de los alimentos, la mayor inflación anual fue en restaurantes y hoteles al llegar a 5.85 por ciento y la de muebles y artículos para el hogar a 5.56 por ciento.
Las bebidas alcohólicas y el tabaco subieron 4.78 por ciento, las prendas de vestir y calzado 4.61 por ciento, la vivienda, gas, agua, electricidad y otros combustibles 4.56 por ciento, los gastos en salud 4.59 por ciento y los de transporte 4.62 por ciento en comparación con la primera quincena del año pasado.
Las 10 localidades que registraron inflación mayor al promedio nacional de 0.24 por ciento fueron Tulancingo (0.80), Huatabampo (0.63), Culiacán (0.61), Hermosillo (0.61), Ciudad Acuña (0.60), Tapachula (0.57), Cortázar (0.56), Durango (0.52), León (0.50) y San Luis Potosí (0.44).
En el otro extremo, el Inegi mencionó que hubo cuatro localidades donde la inflación no sólo fue menor al promedio nacional sino que incluso bajaron: Tehuantepec, Oaxaca, encabeza la lista con un descenso de 0.39 por ciento, seguido de Aguascalientes con 0.11 por ciento, Puebla con 0.08 por ciento y Tijuana con 0.01 por ciento.
El instituto mencionó que el índice de precios subyacente tuvo un crecimiento de 0.17 por ciento quincenal y de 4.63 por ciento anual; por su parte, el índice de precios no subyacente aumentó 0.43 por ciento, alcanzando una variación anual de 8.10 por ciento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here