Testimonio de joven pasajera tras tragico accidente de ambulancia de traslado de Tizimin

0
109
CARTA DE EMMA…
El día 13 de Julio una ambulancia de traslado médico de Tizimín sufrió un trágico accidente en la carretera de Cansahcab al chocar contra una retroexcavadora aproximadamente a las 6:30 AM.
Lamentablemente mi mamá y yo fuimos parte del accidente, ambas tuvimos pequeños golpes, moretones y raspones en manos, brazos, piernas, pies, cuello y cara; a mi, se me abrió la ceja pero no pasó a más. Estoy muy agradecida con Dios de que a ella no le haya pasado nada grave, ya que hace casi 3 meses salió de una operación de más de 30 centímetros, lo que hubiera sido terrible si la herida se hubiera abierto.
En total fuimos 7 heridos, 1 fallecido y 1 ileso.
Lamento mucho el fallecimiento del Sr. Antonio, todo sucedió en un abrir y cerrar de ojos, verlo morir fue terrible, jamás imaginé que algo así pasaría, no a nosotros… pero solamente Dios sabe porqué pasan las cosas.
He leído comentarios de personas que dan sus versiones sobre los hechos ocurridos, pero quiénes somos nosotros para condenar o juzgar a alguien.
El chofer Luis R. no estaba borracho (tengo argumentos sólidos), no rebasó a nadie, ni mucho menos iba a exceso de velocidad, él simplemente dormitó, claro que eso bastó para accidentarnos, pero quién en su sano juicio provocaría algo similar con toda la intención a sabiendas de las consecuencias.
No lo dejaron libre como algunos dicen, después que lo revisaron por paramédicos fue llevado a la comandancia de Motul por parte de un policía de Cansahcab, ahí estuve presente con su familia, escuché cuando le acusaban de homicidio negligente, lo dejarían ahí 48 horas y 1 pasajera demandó.
Fue un accidente trágico que nos ha marcado sin duda a todos los que lo presenciamos, pero si Dios lo quiso así es porque así debió de ser, los planes de Dios en nuestra vida no pueden ser eludidos, siempre será su voluntad y no la nuestra.
A los que Dios nos permitió salir con vida del accidente, es porque tiene un propósito para con nosotros.
Tenemos un Dios muy grande, misericordioso y clemente, los designios de Dios siempre son para bien, aunque no nos gusten; ni aunque te quites, ni aunque te pongas.
Merida al dia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here