Adiós vespertinas, el futuro de López-Gatell y vacuna CanSino

0
109

Las conferencias vespertinas, en las que vimos y escuchamos durante año y dos meses al vocero gubernamental contra el coronavirus, Hugo López-Gatell, llegan a su fin. Cuando inició la pandemia, en marzo-abril de 2020, el subsecretario era el rockstar de la 4T. Presentó a personajes como Susanadistancia y se hizo famoso con su “Quédate en casa”. Dentro del gobierno hasta bautizaban su conferencia como Café con aroma de Gatell.

Sin embargo, el médico que escuchábamos con las primeras explicaciones de coronavirus rápidamente fue absorbido por el político. Del rigor médico-epidemiológico  pasamos a las declaraciones sin rigor científico: “el Presidente no tiene fuerza de contagio, sino fuerza moral”.

Su discurso se acomodó para defender a la 4T de los ataques de “sus adversarios”.

En los peores meses de la pandemia, el gobierno no pudo articular un mensaje directo para usar el cubrebocas. Erró al rechazar el uso de pruebas para detectar focos de contagio. Pecó de soberbio al echar a la basura las recomendaciones de seis exsecretarios de Salud. No protegió al personal de Salud. Las vacunas fueron primero para maestros que para médicos. Y el oxígeno faltó, incluso cuando sabían que eso iba a suceder. Los hospitales colapsaron.

Las cifras de muertos dejaron de ser creíbles. La oficial habla de 230 mil. La extraoficial, que casi todo mundo cree, es de medio millón de fallecidos.

CANSINO, FUE COFEPRIS, FUNCIONÓ PARA MAESTROS Y…

Después de un año dos meses, el subsecretario anuncia que la conferencia vespertina llegó a su fin.

El final de las conferencias se da con una controversia, la de la vacuna CanSino.

Las dudas son si la Cofepris aprobó más rápido de lo debido la vacuna china.

Ahí López-Gatell, más allá de su enojo en la conferencia, tiene un punto: La Cofepris es la que aprueba la vacuna CanSino. Y está en Fase 3, como todas las demás vacunas.

También es cierto que el apagafuegos del gobierno obradorista, Marcelo Ebrard, fue quien trajo las CanSino, y han resultado parte de la solución.

Las vacunas se producen en un 60% en China y se terminan envasando en Querétaro, en Drugmex.

Los maestros se han inoculado con CanSino y el gobierno mexicano encontró una solución porque es de las pocas vacunas (junto con la de Johnson & Johnson) que son de una sola dosis.

REGRESO AL INSTITUTO DE SALUD PÚBLICA O SECRETARIO O…

Las conferencias del subsecretario de Prevención fueron teniendo menor impacto, con un desgaste de un mal manejo de la pandemia a pesar de las vacunas.

Ahora López-Gatell regresa a la Secretaría de Salud, en donde también es complicado su puesto: es un secretario sin serlo. Hay quien lo ve de regreso para dirigir el Instituto de Salud Pública. Hay quien cree que puede hacer mejores políticas desde la Secretaría de Salud (fue el impulsor del nuevo etiquetado para los alimentos). Todo dependerá del presidente López Obrador, a quien, sin duda, fue leal, incluso por encima del rigor médico.


José Yuste

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here