AMLO y la Corte. Primer agarrón

0
288

La decisión de la Corte de frenar la propuesta sobre las remuneraciones está en el terreno de sus atribuciones, por más que no le guste al Presidente López Obrador y que la decisión tenga, con razón, alta dosis de impopularidad.

En medio de las propuestas de austeridad, parece un sinsentido oponerse a una medida que tiene como objetivo buscar la manera de redistribuir los dineros del gobierno.

No es razonable que se le aplauda a la Corte sólo cuando sus fallos los veamos positivos o favorables. Tampoco tiene sentido que el Presidente critique la integración de la SCJN, siendo que hace algo parecido a lo que señala. La terna que envió para sustituir a José Ramón Cossío le es totalmente afín, las y el candidato han tenido algo qué ver con López Obrador, en algunos casos ha sido pública la cercanía.

A pesar de las críticas que se le han hecho al mandatario, algunas de carácter ético, no las ha tomado en consideración y no ha hecho comentarios al respecto.

Como se ha venido señalando, la Corte se está convirtiendo en un contrapeso fundamental para la vida política del país. No se alcanza a ver otro contrapeso en los próximos años, sobre todo porque es uno de los tres Poderes de la Unión, es sabido, pero también es bueno recordarlo.

En el Congreso lo único que salva que Morena no arrase de todas todas es el principio de mayoría, y quisiéramos pensar que también una cierta dosis de sensatez.

Lo que es claro es que a la oposición le alcanza para muy poco. Está destrozada y sigue sin hacer un acuse de recibo del golpazo que se llevaron el 1 de julio. No encuentran cómo poder ubicarse para echar a andar su proceso de recuperación, al tiempo que está y se ve diluida y también ajena a los ciudadanos. Hasta parece que no existe. De no ser por la pluralidad establecida, la cual se ha asumido en los medios como principio y como parte de las reglas de la democracia.

El futuro no es nada favorable para los hoy chiquipartidos. Podríamos en tres años ver de nuevo un triunfo de Morena, corregido y aumentado.

Independientemente del análisis que merece el fallo del TEPJF en el caso de la elección para gobernador de Puebla, si la decisión hubiera sido la de anular el proceso para repetirlo, las probabilidades de que Morena triunfara serían altísimas, lo que vendría a confirmar, ya con el Presidente formalmente en funciones, la potencia y presencia del partido.

El enfrentamiento entre la Corte y López Obrador, junto con los mensajes directos que ayer le envió al TEPJF por el caso Puebla, están provocando confrontaciones delicadas que van más allá de los escarceos entre estos dos poderes.

Hoy, más que nunca, López Obrador debe atender el peso que tienen sus palabras y lo que pueden repercutir. El pasado fin de semana, en función de todos los señalamientos y adjetivos que le lanzó a la Corte por el tema de las remuneraciones, un grupo de sus seguidores convocó a una protesta por la decisión que se tomó en la SCJN.

Lo que hay que atender es que el deterioro en la imagen de la Corte podría llevar a una mayor concentración del poder presidencial. El papel que ya juega Morena en el Congreso, junto con el manifiesto apoyo popular que tiene López Obrador, puede llevar a escenarios de consecuencias impredecibles.

La dinámica del país nos va a colocar en escenarios

como éste, va a ser parte de la construcción de la nueva realidad.

La autonomía y respeto entre poderes será fundamental. No se trata de plantear que hay que acostumbrarse, pero todo indica que esto apenas comienza.

RESQUICIOS.

Theresa May, en Gran Bretaña, está contra las cuerdas con el Brexit. Emmanuel Macron, en Francia, tuvo que ceder ante los “chalecos amarillos”, suspendió los incrementos en los precios de la gasolina, y para calmar las cosas aún más, aumentó en 100 euros los salarios. Angela Merkel se va en medio del desgaste. Así anda una parte fundamental de Europa.


 Javier Solórzano  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here