Con poca tinta.

0
105
No preocupa en lo mínimo la cantidad de personajes con una trayectoria cuestionable, que puedan postularse para perseguir un cargo de elección popular o pretendiendo alguno, esquivando el voto (por representación proporcional).
Tampoco preocupa la larga fila de actores, artistas, deportistas, payasos y diversas ocupaciones del entrenamiento, que son reclutados por distintos partidos, en afán de conseguir el voto y no en pretensión de proveer justicia y bienestar.
Lo que realmente preocupa no es la calidad, sino la cantidad de ciudadanos que puedan votar por estos personajes; un ejército de maravillados, sin memoria y sin interés por las decisiones políticas que quieran o no, afectará su futuro…
y el nuestro.
WiLLmAr RaUdEs
Aprendiz de escritor, del complejo sistema social, de la comedia política, pero armado de opinión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here