En lo que nos distraemos con López Obrador…

0
75

…La administración saliente está dando sus últimos golpes de corrupción.

La actual transición presidencial mexicana tiene dos características: un presidente electo hiperactivo que a diario hace al menos una declaración, que cuando puede tiene tres eventos en un día y da hasta cinco declaraciones destacadas de distintos temas que son relevantes y se recogen en los medios de comunicación; y un mandatario en funciones desaparecido, que se mueve casi a hurtadillas, que muy de vez en cuando tiene actos públicos.

Mientras el futuro gabinete hereda la hiperactividad de su jefe y hace, habla y mueve por todos lados, en una realidad que de pronto parece hasta cacofónica, el gabinete en funciones rara vez aparece, y son dos o tres funcionarios los que rompen esta suerte de silencio autoimpuesto, quizá por conveniencia política.

México está tratando de seguirle el ritmo a un trepidante López Obrador, y mientras andamos todos distraídos con él, la administración saliente sigue dando de qué hablar… para mal. Como si el mandato de las urnas no hubiera sido lo suficientemente severo, siguen cometiendo actos que cuando menos despiertan la sospecha de ser corruptelas.

Enlisto tres perlas.

Primera. La Comisión Nacional del Agua (Conagua) entregará a partir de hoy concesiones de agua a particulares sin mayores requisitos, con vigencias de hasta 30 años, en un sistema automático en línea. Para el colectivo “Agua para Tod@s”, Conagua está poniendo “a remate” las aguas nacionales y las zonas federales “hasta agotar existencias”. Denuncia que la plataforma excluye a millones de campesinos y comunidades marginadas que no tienen acceso a Internet o no cuentan con la “firma electrónica” necesaria para ingresar al sistema. La respuesta de la Conagua, rechazando todo bajo el argumento de que no hay beneficio a ningún particular sino que buscan preservar el medio ambiente y garantizar el líquido para el consumo humano, no parece convencer a nadie.

Segunda. Se denunció en la prensa que el gobierno actual adjudicará un contrato para el servicio de telepeaje en 41 carreteras y autopistas concesionadas al Fondo Nacional de Infraestructura. Esta licitación fue convocada por el banco paraestatal Banobras. Por ser un fideicomiso, no está sujeto a las restricciones de gasto anual del Presupuesto de Egresos. El fallo de la licitación se hará el 12 de noviembre (recta final del sexenio) y estará vigente hasta el 2023. En 2014, la licitación para este contrato fue ganada por la empresa Telepeaje Dinámico (Tedisa). El contrato vencía el 31 de julio y fue ampliado mediante adjudicación directa por ocho meses más. Hay (oootra vez) vínculos de amistad entre la empresa y el gobierno federal.

Tercera. Caminos y Puentes Federales (Capufe) anunció apenas en septiembre un aumento en las tarifas de 37 autopistas. El incremento es de entre 12 y 18 por ciento, está muy por encima de la inflación y generó críticas hasta de gobernadores del propio PRI.

Y todavía les queda mes y medio.

 

Carlos Loret de Mola

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here