La peligrosa realidad . El concierto

0
153
LA PELIGROSA REALIDAD, EL CONCIERTO
La noticia de que la banda de Rock Guns N’ Roses estará en esta ciudad (Mérida) el próximo 9 de octubre, no me movió el tapetito ni la mínima parte, pues los chavitos como su servilleta que vivimos la época majestuosa del Rock a partir de los 80s (en mi muy prematuro caso) entendemos a estas “banditas” como productos chatarra y una imitación burda del verdadero sonido de los buenos metales. Escribo esto sin afán de herir la susceptibilidad de quienes crecieron escuchando November Rain y se emocionaron hasta las lágrimas mientras articulaban una guitarra eléctrica imaginaria con el ceño fruncido a todo lo que daba, No fue su culpa sino de la marginación, la poca difusión o bien el nuevo mundo de música comercializada que no dejaban lugar para la calidad que tuvieron bandas como: Black Sabbath, Iron Maiden, The Cure, Led Zeppelin o Scorpions por mencionar algunas, al menos en esta zona yucateca. Mi generación desconfiaba de cualquier producto de Rock que estuviera hecho en iu es ei.
Fuera de los respetados y soberanos gustos de cada quien, lo que realmente me inquieta y no sé si a ustedes también, es saber si en solo TRES MESES la población yucateca, que últimamente nos contagiamos con el solo olor del Covid, estaremos preparados para un concierto presencial, similar a los de la “antigua realidad”
Ignoro la seguridad que implementará y ocupará al Ayuntamiento de Mérida, pues, al parecer la venta de boletos ya está abierta y, siendo una banda popular y comercial, supongo que atraerá a fanáticos de la península entera, sin embargo, lo cierto es que si hasta para vigilar las fiestas o reuniones con apenas 30 personas, las autoridades pasan serios apuros, no quiero imaginar el mega escenario que se avecina.
Aunque parece difícil una suspensión de este concierto, así suban los contagios que, a ojo triste de buen cubero, difícilmente cesen en solo 3 meses, esperemos o pidamos que las autoridades competentes nos comuniquen con relativa anterioridad acerca del plan que piensan elaborar para cuidar la salud no solo de quienes asistan, SINO DE LA CIUDADANÍA EN SU CONJUNTO toda vez que los asistentes, de la misma forma que serán portadores de emociones y aplausos, podrían serlo también de Covid.
He escuchado muchas voces y leído varios comentarios de personas negándose a un regreso a clases presenciales en el Estado, voces con las que coincido, esperemos también tener un claro posicionamiento en este tema que, en plena pandemia no es uno solo de espectáculo sino de salud y por ende un tema que nos compete a todos.
WiLLmAr RaUdEs

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here