Alertan sobre riesgos por uso ilícito de datos personales en Internet

0
157

La evolución digital ha comprometido los derechos y las libertades de los más de 3.8 mil millones de usuarios de Internet en el mundo. Uno de los mayores riesgos es el uso ilícito de los datos personales y la violación al derecho a la privacidad. Diferentes voces de la vida política nacional alertaron que sin regulaciones adecuadas, los gobiernos o empresas que tengan acceso a esta información tendrán un poder inmenso.

En la inauguración de la 43 Asamblea Global de Privacidad 2021, convocada por el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), los participantes señalaron que las grandes compañías digitales –Google, Facebook, Microsoft, Amazon, entre otras— encabezan la batalla por la apropiación de los datos personales de millones de personas en el planeta.

El ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Javier Laynez, advirtió que hoy en día, el inadecuado tratamiento de los datos personales por parte de las autoridades o de los particulares produce un daño instantáneo e irreparable al honor, la dignidad, la privacidad y en ocasiones hasta a la seguridad misma de las personas vulneradas.

“Aunque quepa la posibilidad de indemnizar y sancionar a algún responsable directo e indirecto por la publicación ilegal de estos datos, los daños son de imposible reparación. Una vez que ilícitamente se difunde esa información, no hay forma de que se regrese a la situación previa a su publicación. El dato no tiene un lugar seguro al cual regresar, a lo sumo podrá prohibirse que se siga compartiendo, pero existirá siempre un cierto numero de personas (en el mundo) que lo vio y disponen de él”.

El ministro señaló que es responsabilidad de todos generar una cultura en torno a la importancia y tratamiento de datos personales.

En su turno, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, Ricardo Monreal, afirmó que “la carrera por apropiarse de los datos personales la encabezan las empresas más ricas, cuya principal actividad y negocio es la obtención de esos datos (…) Algunos sostienen que quienes poseen los datos, poseen el futuro”.

Señaló que si bien, hoy en día el principal uso de esa información es para fines publicitarios, la robótica, la inteligencia artificial, la biotecnología, los delitos cibernéticos, la energía, el agua y la aplicación extraterritorial de la ley “son temas que seguro se aplicarán y tienen aplicaciones geopolíticas que a largo plazo puede determinar en gran medida el comportamiento de las sociedades”.

Urgió al establecimiento de mecanismos claros que salvaguarden los derechos humanos de los usuarios. “Considerando que el espacio digital no se encuentra delimitado por fronteras físicas, se trata de un campo desregulado y que resulta indispensable la colaboración entre naciones, pero también entre gobiernos y las grandes compañías digitales, a fin de generar certidumbre entre las personas usuarias, de que su información no será utilizada de forma indebida”.

Recordó que tiempo atrás presentó una iniciativa para regular a estas compañías y la respuesta fue feroz, pues fue objeto de una campaña de linchamiento en su contra. “Me fue como en feria, porque desinforman, tergiversan y alteran. Es impresionante enfrentarse a ellos. La tengo presentada (la iniciativa) y no voy a ceder, porque es un tema fundamental para la vida del país y del mundo”.

La presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero, apuntó la necesidad de regular en la materia ya que las empresas se están apropiando de esa información y eso las está dotando de un inmenso poder.

Trabajar sobre los marcos normativos vigentes, dijo, es fundamental porque sólo así podrá transitarse al desarrollo de tecnologías confiables y seguras para la población.

“Está en nuestras manos, como legisladores, regular el cómo impactan las nuevas tecnologías a la sociedad, por lo que nos corresponde monitorear sus usos y garantizar que ningún ser humano vea mermadas sus oportunidades ni sus derechos al entrar en contacto con estas tecnologías”.

Josefina Román, comisionada del INAI y una de las organizadoras de esta Asamblea Global, subrayó que si bien una parte de la sobre regulación de la industria de la tecnología se ha enfocado a combatir a problemas como el acoso en línea y las prácticas manipuladoras del mercado; otra parte importante “ha puesto en riesgo la protección de otros derechos fundamentales como la libertad de expresión y derecho a la privacidad”.

Blanca Lilia Ibarra, comisionada presidenta del INAI, refirió que la consolidación del paradigma digital supone enfrentar grandes desafíos, sobre todo porque la información que los miles de millones de usuarios comparten en las plataformas digitales, en no pocas ocasiones incluyen sus esferas más íntimas y privadas, de ahí el riesgo que conlleva que sean usados de manera indebida por el Estado, el sector privado u otros actores.

“Es necesario generar un léxico común para que los reguladores, las empresas y los propios ciudadanos puedan identificar rutas novedosas que nos permitan mitigar estos desafíos, al privilegiar en nuestras agendas, políticas y decisiones un enfoque centrado en el ser humano por medio de la protección, el resguardo y la seguridad de la información personal que circula, sin restricciones ni barreras, por los ecosistemas de la era digital”.

La Jornada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here