Audiencias generales del papa volverán a ser sin fieles tras un caso positivo de COVID-19

0
164

Las audiencias generales de los miércoles del papa Francisco, que se reanudaron en septiembre tras el confinamiento en Italia, volverán a ser transmitidas en directo por internet desde la biblioteca del palacio pontificio y sin fielesdebido a que se produjo un caso de coronavirus en la que se celebró el 21 de octubre, informó el Vaticano.

En un comunicado de la oficina de prensa del Vaticano se explica que la suspensión se produce «para evitar en el futuro riesgos para la salud de los participantes«.

Ya el pasado miércoles durante la audiencia celebrada en el aula Pablo VI sólo se admitió a pocos fieles y el papa Francisco se disculpó por no poder saludarlos debido a las medidas anticontagio.

Durante las audiencias pasadas, el papa Francisco tuvo en algunas ocasiones que pedir a las personas que no se agolparan durante los saludos y que permaneciesen en sus asientos respetando las medidas de distanciamiento.

El papa Francisco siempre ha aparecido sin mascarillas en estas audiencias, así como sus colaboradores y los obispos presentes que le saludan tras el acto.

«En esta audiencia, como hicimos en audiencias anteriores, me quedaré aquí. Me encantaría bajar a saludar a todos, pero debemos mantener la distancia porque si nos agolpamos para saludarnos, y esto va contra las normas y las precauciones que debemos tener frente a esta señora que se llama Covid y que tanto daño nos está haciendo«, dijo el papa el pasado miércoles.

Además, el papa Francisco no saldrá del Vaticano para celebrar la misa de Difuntos el 2 de noviembre, como había hecho hasta ahora, y la oficiará en el campo santo Teutónico, en el interior de los muros vaticanos, de forma estrictamente privada y sin la participación de los fieles, ante el aumento de las infecciones en Italia.

Algo que se repetirá en los próximos eventos y también todo parece indicar que también durante la Navidad habrá celebraciones con un grupo muy reducido de fieles y se limitará sólo a pocos invitados.

Las embajadas ante el Vaticano ya recibieron una comunicación por parte de la Santa Sede con indicaciones de que este año no se podrán pedir entradas para asistir a las misas del periodo natalicio y que la misa del Gallo se celebrará de manera privada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here