Descarta PGR crimen organizado en explosión de ferry

0
56

La Procuraduría General de la República (PGR) descartó que el crimen organizado o alguna organización terrorista hayan sido los causantes de la explosión del ferry de la empresa Barcos Caribe que dejó 26 personas lesionadas en Playa del Carmen, Quintana Roo, el pasado 21 de febrero.
La dependencia llegó a dicha conclusión porque ningún grupo terrorista se adjudicó el hecho, mientras que consideró que no fue causada por el crimen organizado porque hacerlo significaría un aumento de la vigilancia y seguridad en la zona y sería contrario a sus intereses, aseguró Alberto Elías Beltrán, Subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales, y encargado de despacho de la PGR.
“Es claro que se trata de un artefacto rudimentario o de fabricación casera. De acuerdo a lo actuado hasta el momento queda descartada la autoría por parte de organizaciones terroristas o de la delincuencia organizada. En el primero de los casos no se registró una reivindicación por parte de alguna organización ni existen las condiciones que motiven el incidente de este tipo y de magnitud” indicó Elías Beltrán.
Afirmó que tampoco se trata de una acción del crimen organizado porque “dicho acto es contrario a sus intereses, pues actos como estos provocan el aumento de los niveles de seguridad y de atención de las autoridades en esa materia en la entidad federativa”.
En rueda de prensa este domingo, explicó que el artefacto explosivo que detonó en la embarcación – perteneciente a una empresa presuntamente vinculada con el padre del ex gobernador de esa entidad, Roberto Borge, detenido desde el año pasado – tenía una capacidad limitad y no buscaba afectar a la población o los usuarios. Sin embargo, no detalló cuales son las líneas de investigación que analiza la procuraduría ya que argumentó que debe salvaguardar el debido proceso.
El funcionario federal dijo que la tardanza de la PGR para ofrecer detalles del caso se debió a que estaban esperando la elaboración de dictámenes periciales y realizar una investigación seria.
En las indagatorias del caso han colaborado tanto el FBI como el Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF), esto a solicitud de la embajada de Estados Unidos en México.
Por su parte, el comisionado de la Policía federal, Manelich Castilla Craviotto, señaló que a raíz de dicho incidente, esta corporación inició una serie de acciones en Quintana Roo para dar certeza y seguridad a la población y a los turistas, principalmente con un despliegue de 900 elementos en los centros de mayor concentración turística.
Además, se desplegaron 195 unidades y binomios caninos en las carreteras y los tres aeropuertos de la zona, mientras que personal de gendarmería atenderá la zona hotelera y de bares, y elementos de fuerzas federales realizarán patrullaje en unidades habitacionales.
Alrededor de 60 elementos de la Policía federal realizarán revisiones y vigilancia al interior de los transbordadores o ferrys, tanto en zonas de carga, salas de espera y puntos de abordaje, mientras que binomios caninos adiestrados en detección de explosivos, narcóticos y armas de fuego, estarán presentes en los principales puntos de afluencia turística.
“Las actividades tanto laborales como turísticas no se han detenido un solo día y se desarrollan en un clima de completa serenidad para recibir a los visitantes. Podemos compartir con claridad que no ha habido cancelaciones en las reservaciones y que las playas, sin excepción, se encuentran abiertas, sin incidentes, y se reporta que la ocupación hotelera se encuentra operando en absoluta normalidad” indicó el comisionado de la Policía Federal.
El pasado 1 de marzo, buzos de Barcos Caribe, denunciaron el hallazgo de otro dispositivo explosivo atado bajo un ferry de esta misma empresa y el cual era presuntamente más sofisticado ya que podía activarse a distancia.

La Jornada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here