Filantropía no es función de las empresas: AMLO; mejor que ayuden con más contribuciones, dice

0
157

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no ocultó su satisfacción de que en la miscelánea fiscal aprobada por los diputados, se hayan puesto límites a las empresas para deducir de impuestos los donativos a las organizaciones de la sociedad civil, para ayudar a la gente o apoyar una causa.

A decir del mandatario, la filantropía y las obras de beneficio social no son función de las empresas sino del gobierno; según él, lo que tienen que hacer las empresas es invertir, crear empleos, pagar sus impuestos y no pretender que se les perdonen pretextando un donativo para una ONG con fines altruistas; en tanto al gobierno le toca apoyar al pueblo con estas contribuciones.

“Entonces, lo de la Ley de Ingreso está bien….Sobre la devolución de impuestos, nosotros no estamos de acuerdo con eso. ¿Cómo se le va a devolver impuesto a una gran empresa bajo el supuesto de que ellos van a invertir en beneficio de la gente, en obras sociales, en filantropía, en fomento a la cultura? No, esa no es la función de las empresas, la función de la empresa básica -y lo hacen muy bien la mayoría- es invertir, producir, crear empleos y pagar sus contribuciones. ¿Y cuál es la función del gobierno? Pues atender al pueblo con esas contribuciones”, alegó.

López Obrador consideró que la deducibilidad de impuestos vinculada a propósitos filantrópicos fue un invento para que las empresas evadan impuestos y las ONG “hagan caravana con sombrero ajeno” e invadan funciones que sólo al gobierno le corresponde hacer, incluyendo asuntos como el fomento al arte y la cultura.

“Eso lo inventaron, ¿y saben para qué lo inventaron? Para no pagar impuestos o para presumir o saludar con sombrero ajeno; o sea, yo pongo una galería de arte, nada más que todas las pinturas las compré porque no pagué impuestos, fueron deducibles de impuestos y es la asociación civil de arte ‘Rufino Tamayo’, pero es porque no pagaron los impuestos. No. Nos ayudan muchísimo las empresas con lo que están haciendo, invirtiendo, creando empleos, pagando sus contribuciones. Y para que haya fomento a la cultura y al arte, pues para eso está la Secretaría de Cultura”, recalcó.

El presidente negó que se pretenda ahorcar financieramente o desaparecer las organizaciones civiles, pero sostuvo que quien tenga dinero y quiera ayudar, la mejor forma de hacerlo es pagando impuestos, incluso sugirió que sus contribuciones sean mayores, sobre todo si tienen ganancias. Adelantó que en su participación en la ONU hablará de estos temas.

“El que quiere ayudar y tiene dinero, pues ¿cómo va a ayudar no pagando impuestos?, si deberían de contribuir un poco más…..Porque claro que es importante la filantropía, pero es a partir de que yo tengo mis ganancias y de mis ganancias voy a aportar….De eso voy a hablar en la ONU, de esos temas, o sea, porque tiene que haber una dimensión social cívica, no es acumular, acumular y acumular dinero; puede convertirse hasta en pecado social, habiendo tanta pobreza…si son empresas exitosas y quieren mantener un asilo de ancianos o una asociación dedicada a la educación, a la cultura, pero que sea de los impuestos”, dijo.

Desde su perspectiva este tipo de deducibilidades de impuestos quizá nunca debieron existir, pero hasta cierto punto se entendiera que antes las empresas o quienes hacen donativos tuvieran desconfianza en que el gobierno no usara correctamente el dinero de los impuestos, pero según él, ahora eso ya se terminó y quienes recurrían a esos mecanismos pueden estar seguros de que sus contribuciones se destinarán al pueblo.

“Podrían manejar: ‘Es que yo prefiero darle a la gente y no entregarle los impuestos al gobierno porque se lo roban’, esa podría ser una excusa o justificación, pero yo les garantizo que nadie se roba el dinero de los impuestos, que ya no es lo mismo, que ya no hay ladrones en el gobierno”, sentenció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here