Lydia Cacho acusa a magistradas de recibir sobornos para conceder amparo a Kamel Nacif

0
145

La periodista Lydia Cacho acusó a las magistradas Selina Avante y Graciela Bonilla, de haber recibido un soborno para conceder un amparo al empresario José Kamel Nacif en contra de una orden aprehensión por el delito de tortura.

En conferencia de prensa, Cacho, autora del libro Los Demonios del Edén afirmó que “tenemos información muy delicada en el sentido de que hubo recepción de recursos económicos por parte de las magistradas” para que fallaran que las torturas que sufrió no tuvieron relación con la publicación de dicho libro ni con su labor de periodista.

En un juicio de amparo interpuesto por Nacif, el Tercer Tribunal Colegiado de Quintana Roo falló el pasado 15 de julio a favor del empresario, con lo que se le concede la suspensión de la orden de aprehensión en su contra con el argumento de que la tortura que sufrió Lydia Cacho a manos de elementos policíacos no tienen relación con su labor periodística.

Votaron a favor del proyecto de suspensión las magistradas Avante y Bonilla, en tanto que el magistrado Jorge Mercado Mejía votó en contra.

El proyecto aprobado afirma que no existe modo de comprobar que la tortura que recibió Lydia Cacho tenga relación alguna con su trabajo periodístico, ni tampoco con una conversación que se filtró a los medios entre Nacif y el exgobernador de Puebla, Mario Marín.

Como quizá recordará el lector, Lydia Cacho denunció en su libro a Nacif como miembro de una red de pederastas, en complicidad con el exgobernador de Puebla, Mario Marín y otros personajes públicos. Luego de esa publicación, fue denunciada, detenida y torturada.

Tras la detención de Cacho y su posterior tortura, en 2005, se dio a conocer una conversación telefónica entre ambos en la que Marín afirma haber dado un “pinche coscorrón a esta vieja cabrona”, para favorecer a su amigo Nacif, lo que se ha esgrimido como prueba de la complicidad de ambos en el delito de tortura contra la periodista.

Sin embargo, el proyecto de resolución aprobado hace casi dos semanas, señala que “el Tercer Tribunal Colegiado resolvió que cuando Marín dice que acababa de dar “un pinche coscorrón a esta vieja cabrona”, se trata de una afirmación ‘vaga y genérica’ que en México es utilizada para identificar a una mujer. ‘Pero ante la falta de precisión de algún nombre, no puede concluirse que, entre todas las mujeres del mundo, los que intervinieron en la llamada se referían en específico a la sujeto pasivo”, es decir, Lydia Cacho.

Asimismo, señalaron que no existe “prueba fehaciente” de una orden para torturarla, ni tampoco del involucramiento de Nacif ni de otros personajes políticos y que toda la responsabilidad es atribuible únicamente a los dos policías que la detuvieron y torturaron.

En la conferencia, la periodista informó que las dos magistradas que concedieron el amparo a Nacif  están relacionadas con el PRI y con el exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge (otro de los señalados en el libro de Cacho) además de que fuentes cercanas al Poder Judicial le revelaron que ambas recibieron dinero para fallar en su contra.

Dijo que las magistradas están usando de nuevo los argumentos que usó un juez hace 16 años para desestimar su caso, señalando que no se podía probar que Cacho era periodista y que Los Demonios del Edén era un “libelo”.

La también escritora, que ha perseverado en denunciar la tortura de que fue objeto, informó que ese mismo amparo que le fue concedido a Nacif el 15 de julio le había sido negado en abril por el Segundo Tribunal Unitario de Quintana Roo.

Esta resolución fue impugnada por la defensa de Nacif y turnada al Tercer Tribunal Colegiado en donde las mencionadas magistradas se lo concedieron, recién llegadas y en tiempo récord.

El empresario, conocido como “el rey de la mezclilla” se cree que se encuentra detenido en Líbano desde octubre de 2020.

El 28 de febrero de 2021, Cacho dijo que ella recibió información en el sentido de que Nacif fue detenido, pero no fue por medio de la Fiscalía General de la República, lo que “vuelve a violar mis derechos como víctima”.

El que la FGR oculte que Nacif se encuentra detenido, dijo, le deja campo libre para “negociar tanto jurídica como políticamente. Los expertos de Interpol consideran que este privilegio de Nacif me vuelve a poner en riesgo, ya que tiene protección de la delincuencia organizada dentro del Líbano”.

etcetera.com.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here