“Nada que impida” regreso a clases presenciales, dice AMLO a pesar de tercera ola; la llama “pequeño rebrote”

0
210

El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó a la tercera ola de contagios por COVID-19 como un “pequeño rebrote” que no impedirá el regreso a clases presenciales para el 30 de agosto próximo, ya que según él “hay menos riesgos”, así que, dijo “no nos malacostumbremos”. 

“Vamos a presentar aquí, yo pienso que para la semana próxima, ya una propuesta para que con tiempo nos preparemos todos: madres, padres de familia, autoridades, maestras, maestros, todos, todos, todos. O sea, que no nos malacostumbremos, sino que tenemos que regresar a clases a finales de agosto de acuerdo al calendario escolar”. 

El presidente afirmó lo anterior a pesar de que la Organización Mundial de la Salud ha alertado sobre un repunte mundial aún más riesgoso debido a la expansión de la variante Delta, ante la que no se tiene certeza si las actuales vacunas ofrezcan el mismo nivel de protección que ante la cepa original, ya que apenas se están realizando estudios.

Así, ante la cercanía del inicio del nuevo ciclo escolar y la intención de su gobierno de que sea presencial, el mandatario afirmó que no “hay nada que lo impida”.

“Hay escuelas hasta vandalizadas y necesitamos arreglarlas porque vamos a reiniciar las clases. No hay nada que lo impida, hay un pequeño rebrote, afortunadamente, de contagios, pero ya tenemos más vacunación y por lo mismo hay menos riesgos y ya no podemos seguir con las escuelas cerradas. Necesitamos abrir, de modo que el inicio a clases se va a dar”.

De manera semejante al inicio de la pandemia, en febrero de 2020, en que minimizó su gravedad, en esta ocasión, AMLO llamó “pequeño rebrote” a la tercera ola que se vive desde hace cuatro semanas, según admitió el propio subsecretario de Salud, Hugo López Gatell este martes 13 de julio.

Lo que no dijo es que este repunte ya es similar, en número de casos registrados por día, a la segunda ola vivida en invierno y si bien es verdad que hay un gran número de personas que cuentan con al menos una dosis de la vacuna, el porcentaje de población completamente vacunado es pequeño y no se cuenta con suficiente conocimiento sobre la conducta de la variante Delta.

También es cierto que, al menos según cifras oficiales, el porcentaje de fallecimientos se ha reducido, pero aún no se cuenta con información científica suficiente como para afirmar que esto se debe a que la vacunación ha avanzado, ni tampoco se ha estudiado a profundidad el impacto de las nuevas cepas del virus.

Existen estudios en marcha que analizan la efectividad de todas las vacunas ante la variante Delta y otras cepas, además de que se estudia la secuencia genómica de las variantes, pero el avance de tales estudios es necesariamente lento, por lo que afirmar que las actuales vacunas protegen por completo de contagiarse o fallecer por COVID es irresponsable.

Con este anuncio, el presidente desoye abiertamente, como en otras ocasiones, la recomendaciones puntuales de la OMS, en el sentido de que no se deben relajar las medidas de seguridad. Se recordará que al inicio de la pandemia incluso afirmó que la gente debía seguir saliendo, besarse y abrazarse, ya que no pasaba nada. Semanas después, tuvo que variar su discurso.

La postura del presidente, que es la misma que la de la Secretaría de Educación Pública, contrasta abiertamente con la de la UNAM y del Instituto Politécnico Nacional, que han anunciado que no harán regreso presencial a clases.

La semana pasada, la secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez, anunció que el regreso a clases será presencial y aseguró que existe una estrategia al respecto, sin embargo, no ha informado, ni ella ni el presidente, con qué presupuesto se van a reparar las escuelas, cómo se organizarán los protocolos de seguridad, si las escuelas que carecen de agua ya han sido reparadas y si existirán modificaciones al mobiliario en los planteles.

En relación a este tema, el Registro Nacional de Población informó, al corte del 5 de julio pasado, que en México se han registrado 353 mil 858 muertes asociadas a COVID-19, cifra producto de la medición del llamado exceso de mortalidad.  Esta cifra es superior en 118 mil  800 a la reconocida este 13 de julio de 235 mil 058.

Según López Gatell, la tercera ola lleva ya cuatro semanas, sin embargo, no lo admitió en su momento, sino apenas las víspera. Cuando los casos empezaron a aumentar habló únicamente de una tendencia a la alza que “podría o no” cambiar la tendencia de la curva, que llevaba varias semanas a la baja.

Y, a pesar de que AMLO asegura que hay menos riesgos debido a la vacunación, no explicó entonces el por qué de la tercera ola, cuyo inició coincidió con el paso a semáforo verde de la mayoría de las entidades del país, previo a las elecciones del 6 de junio. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here