Por 36 cargos, a juicio “el Apóstol de Jesucristo” de La Luz del Mundo

0
111

Naasón Joaquín García, el líder de la Iglesia La Luz del Mundo, irá a juicio por los 36 cargos en su contra (que incluyen pornografía infantil y abuso sexual de menores), determinó un juez de la Corte Suprema de Los Ángeles. Su fianza permanece en 90 millones de dólares.

La decisión fue tomada por el juez Ronald Coen después de que escuchó las declaraciones de seis investigadores y agentes del Departamento de Justicia de California, de testigos, de conocer la información obtenida del teléfono celular de Naasón, así como los alegatos de la defensa de quien se ha hecho llamar “Apóstol de Jesucristo”.

Tras escuchar los argumentos de las partes, el juez determinó que hay elementos suficientes para someter a juicio no sólo a Naasón Joaquín García, sino también a dos de sus colaboradoras y presuntas cómplices, Alondra Ocampo y Susana Medina Oaxaca.

Ya con anterioridad el líder de La Luz del Mundo se ha declarado inocente de los cargos que se le imputan, entre los que se cuentan tráfico humano mediante actos lascivos, posesión de pornografía infantil, abuso sexual de menores, violación, conspiración y extorsión.

La audiencia de arraigo, ya parte del nuevo juicio de Joaquín García, será  el 1 de septiembre, en la que el acusado deberá declarar su culpabilidad o su inocencia en los hechos que se le imputan.

El “Apóstol de Jesucristo” está en la cárcel desde junio del año pasado, cuando fue detenido en un aeropuerto de Los Ángeles al arribar en un vuelo privado.

Apenas el pasado 6 de agosto un juez le impuso una fianza de 90 millones de dólares, lo que provocó que La Luz del Mundo dijera que se trataba de una “sentencia anticipada”.

Por su parte, La Luz del Mundo emitió un comunicado en el que afirma que la Fiscalía insistirá en “sus sospechas, no los hechos ni las pruebas, sino los testimonios anónimos que aleguen afirmaciones temerarias. Afirmamos categóricamente que en un juicio, los rumores y acusaciones tendenciosas, por escandalosas que parezcan, no son pruebas y por tanto, nunca se sostendrán ante los hechos”.

Y concluyó: “Reiteramos nuestra confianza en la honorabilidad del Apóstol de Jesucristo, y que en las posteriores etapas del proceso, el equipo que integra su defensa legal probará su inocencia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here