Proyecto de Tren Maya, una prioridad: AMLO; tiene respaldo de gobernadores, afirma

0
146

En una reunión con gobernadores y futuros gobernadores del sureste del país, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador pactó terminar en cuatro años el proyecto del Tren Maya con un presupuesto de 16 mil millones de pesos, ya etiquetado, en el primer año.
López Obrador pidió a los actuales y próximos gobernadores de Campeche, Chiapas, Tabasco, Quintana Roo y Yucatán trabajar en este par de meses en las bases de licitación para que, una vez asuma el cargo, se afinen los detalles y sean publicadas.
De hecho, del presupuesto del año que entra ya están etiquetados 16 mil millones de pesos para la obra, la mitad del presupuesto turístico de dichos estados.
La inversión general, pública y privada, se estima entre 120 y 150 millones de pesos.
De acuerdo con López Obrador, la construcción del Tren Maya dará un impulso significativo a los estados del sureste del país y se prevé que en una etapa inicial, se generen 20 mil empleos.
En conferencia de prensa luego de una reunión con los gobernadores actuales y electos de Chiapas, Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, el presidente electo agradeció el respaldo de los mandatarios a este, que dijo, es un proyecto prioritario para el próximo gobierno, ya que es una obra con dimensión social que además de generar desarrollo económico, permitirá contener la migración y aprovechar toda la riqueza de recursos naturales de esta región.
“Hay mucho potencial turístico en toda la región. Y vamos con este proyecto a dar respuesta a las necesidades que tienen los habitantes del sureste; necesidades de atención en lo económico y en lo social. Vamos a enfrentar la paradoja de que los estados del sureste son estados ricos por todo su potencial en lo económico, cultural, con pueblos pobres”, expuso.
López Obrador calificó como “un gran acontecimiento” la presentación del anteproyecto a los mandatarios estatales y adelantó un próximo encuentro con ellos en octubre, a fin de trabajar en los detalles que deben tomarse en cuenta en cada una de las entidades federativas involucradas, y una vez que asuma la Presidencia de la República el 1 de diciembre, se lancen las licitaciones para comenzar “de inmediato” con la construcción del Tren Maya.
Por su parte, Rogelio Jiménez Pons, propuesto como nuevo titular del Fondo Nacional del Fomento al Turismo (Fonatur), explicó que se prevé un esquema mixto de inversión para este proyecto, pero acotó que serán principalmente recursos privados, tanto nacionales como extranjeros.
En cuanto a la aportación del gobierno, detalló, ésta consiste en hacer uso de los derechos de vía tutelados por Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), así como de líneas eléctricas, que administra la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Aseguró que no se prevén grandes afectaciones ecológicas, o en propiedad privada a lo largo de mil 500 kilómetros del recorrido.
Señaló que el Tren Maya se ha venido planeando desde hace dos años y afirmó que ya se han tenido pláticas con los habitantes de las comunidades por donde pasará el tren, a quienes se involucrará en proyectos complementarios a esta obra, los cuales serán auspiciados por la Secretaría del Bienestar.
Durante el encuentro, según se puede leer en el boletín o en los reportes de otros medios, el presidente electo no hizo mención de una posible consulta ciudadana como sí se está llevando a cabo con el Nuevo Aeropuerto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here