Quince menores han recibido amparos para poderse vacunar

0
124

Como protección al derecho a la salud y en atención al interés superior de la niñez, ocho jueces federales de diversos estados han concedido, a la fecha, 15 amparos para ordenar que se vacune a sendos menores de 18 años.

En todo el país, padres de familia, preocupados por el regreso a clases, han interpuesto solicitudes de amparo en contra de la decisión gubernamental de no vacunar a los menores de edad, pues, según se recordará, el presidente Andrés Manuel López Obrador se niega a gastar en adquirir vacunas para este grupo, al tiempo que tanto él como su subordinado Hugo López-Gatell afirma que no hay evidencia científica que los niños requieran vacunarse.

Ante la orden presidencial de regresar a clases presenciales y mientras muchas escuelas ya lo han hecho, la incomodidad de muchos padres de familia se ha manifestado pidiendo amparos.

Al momento, ocho jueces federales han otorgado 15 amparos, siendo el Juzgado Noveno de Distrito en Nezahualcóyotl el que ha otorgado casi el 50%. Dicho Juzgado ha concedido siete suspensiones, lo que implica la orden de vacunar a los menores amparados por parte de las autoridades sanitarias.

También ha habido jueces que se han negado, como el titular del Juzgado Quinto Materia Administrativa en la CDMX, Juan Carlos Guzmán, que ha negado doce amparos, y sólo ha concedido uno: a un niño con una afección cardiaca.

Una de las sentencias señala que “en la política pública en materia de salud contenida en la PNV no se advierte que hubiere justificado el motivo de exclusión a los menores de 18 años. Se les debe proteger de igual manera por ser considerados que están en riesgo de contraer el virus de Covid-19”,

No obstante, el gobierno federal insiste en que el riesgo que viven los menores es muy reducido, lo cual no justifica el gasto en vacunas.

Sin embargo, la propia Cofepris aprobó el pasado 24 de junio el uso de emergencia de la vacuna Pfizer para menores de 12 a 17 años.

Este 24 de agosto, López-Gatell dijo que los niños no son una población de “especial riesgo” y que la posibilidad que tienen de morir por COVID es casi nula. Así, de nueva cuenta justificó el regreso a clases presenciales y la negativa a vacunar.

etcetera.com.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here