‘The Economist’ también “es un pasquín” y ‘El Universal’, un periódico sin ética, ataca AMLO

0
145

The Economist, una revista “supuestamente muy famosa e importante”, es “un pasquín también”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, al hablar del artículo de dicho semanario en donde se criticó la consulta a realizarse el próximo 1 de agosto.

La revista inglesa publicó la semana pasada un texto burlándose de la enrevesada redacción de la pregunta de la consulta del próximo 1 de agosto, señalando que era tan revuelta que bien podría haber sido ideada por Cantinflas.

Durante la conferencia de este 28 de julio, mientras hablaba de otros temas, al presidente le vino a la memoria lo publicado por The Economist y el eco que le dieron muchos medios. Eso le dio pie a lanzar una crítica más contra el periodismo en general, que según él, vive en todo el mundo una crisis de ética, pero sobre todo, lo ataca porque es rehén de intereses creados.

Ahora, The Economist se equivocó al señalar que la pregunta fue elaborada por AMLO. Se recordará que la pregunta que se incluirá en las boletas fue redactada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ya que la propuesta original de AMLO mencionaba, por su nombre, a todos los expresidentes desde Carlos Salinas hasta Enrique Peña Nieto.

Eso fue ocasión para que AMLO dijera que el semanario pretende desinformar, “ya que no tienen ni el mínimo propósito de fundar sus notas”, pues “nos atribuyen a nosotros la pregunta cuando fue la Corte la que formuló la pregunta”.

“Y a partir de esa información, distorsionada, aquí se le da vuelo porque, imagínense, viene de una revista famosa del mundo, entonces ya por ese hecho hay que dar por cierto todo lo que dicen”, se quejó.

“Estamos hablando de una revista supuestamente muy famosa, importante en el mundo; pues es un pasquín también, al final”, asentó.

También se refirió al desplegado publicado este miércoles en El Universal, hecho en respuesta a la acusación de que este diario lo calumnia a él y a sus hijos.

“Hoy aparece un desplegado de todos los columnistas de ese periódico diciendo que son libres. Pues sí son libres, nada más que trabajan en un periódico que tiene como máxima el que la calumnia, cuando no mancha, tizna. Un periódico sin ética, que recibía muchísimo dinero del gobierno anterior y de todos los gobiernos. Era como el predilecto de los periódicos del gobierno de Enrique Peña Nieto, El Universalcomo mil 400 millones de pesos en el sexenio. Entonces, como ya no hay ese dinero, pues ahora la gran lanzada”.

Agregó en otro momento que los medios mexicanos, en su mayoría, lo atacan por medio de un grave desequilibrio en el que predominan las menciones negativas, pero que “tampoco hay mucha diferencia entre los periódicos de aquí con el New York Times, el Washington Post y estas revistas inglesas, hay una crisis del periodismo en el mundo por falta de ética”.

Antes, Elizabeth García Vilchis, durante la sección de “Quién es quién en las mentiras” presentó un reporte en el que se evaluó el supuesto “equilibrio” de los medios por medio del recurso de contar qué tantas menciones negativas y positivas hicieron del gobierno federal durante el mes de julio.  

De acuerdo a lo que dijo, el gobierno federal juzga que un medio es “equilibrado” si contiene más o menos el mismo número de menciones positivas que negativas sobre el quehacer del gobierno.

Respecto a eso, el presidente dijo que ese desequilibrio, en el que casi todos los medios están atacando a su gobierno, “explica el por qué de la decadencia del periodismo en México”.

“Acerca del monitoreo sobre los medios, pues esto es lo que explica el por qué la decadencia del periodismo en México, el que no haya el mínimo equilibrio, el que estén todos, con honrosas excepciones, atacándonos, lo que no hicieron en los pasados gobiernos, que se dedicaban a aplaudir y a callar como vasallos”, afirmó.

AMLO también deploró que los medios no estén alentando la participación de la ciudadanía en la consulta del próximo domingo, misma a la que él y su partido llaman “del juicio a expresidentes”.

“En vez de estar alentando, porque es democracia participativa, para que avancemos y que sea el pueblo el que siempre tenga las riendas del poder en sus manos, en vez de eso, miren, esto es lo que se ve”, dijo, al pedir a su equipo que mostrara una nota de Carlos Marín titulada “Una cantinfleada, la consulta”. Es una vergüenza, dijo.

Según él, no promover la participación en la consulta es algo “inmoral”, tóxico, que genera odio de parte de los medios.

Como siempre hace, dijo que los medios critican a su gobierno porque “ya no destinamos las grandes cantidades de dinero a la publicidad, a la subvención, al chayote. Entonces, por eso es que estamos padeciendo de estos ataques”.

Luego de proferir todos esos insultos y descalificaciones a la prensa, que han sido reprobadas por diversos organismos internacionales de derechos humanos y defensa de la libertad de expresión, el presidente agregó que “vamos a seguir respetando la libertad de expresión, la libre manifestación de las ideas”.

Según él, “nadie va a ser perseguido” ni sancionado por ejercer el periodismo y, también como es habitual en él, dijo que lo único que su gobierno hace al hablar de los medios es ejercer el derecho a la réplica. “Vamos a resistir”, dijo, como si su administración estuviera secuestrada por los medios de comunicación.

 

Etcetera.com.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here