The Lancet: populismo, falta de rectoría y desprecio por la ciencia imposibilitaron atender Covid en México y Brasil

0
176

Un estudio publicado en la revista científica The Lancet señala que la política populista, la ausencia de rectoría en el sistema de salud, respuestas subnacionales descoordinadas y el desprecio por la evidencia científica “hizo imposible enfrentar el desafío de combatir el Covid-19” en México y en Brasil.

En la investigación “Punt Politics as Failure of Health System Stewardship: Evidence from the COVID-19 Pandemic Response in Brazil and Mexico” (Batear políticas como fracaso de la rectoría del sistema de salud. Evidencia de la respuesta a la pandemia de Covid-19 en Brasil y México), publicada recientemente en la revista científica The Lancet, se señala que en esos países hay altos y prolongados niveles de mortalidad por Covid-19, con respuestas inadecuadas a la pandemia que han mostrado desprecio por la evidencia científica. Ello se debe, en buena medida, al populismo de los gobernantes de ambos países, que han buscado más obtener beneficios políticos que atender adecuadamente la situación sanitaria.

Entre los principales problemas que ha habido en la atención a la pandemia en Brasil y México el estudio señala el liderazgo populista y la política partidista. Ello deriva en el fracaso de la rectoría nacional del sistema de salud y en que se da la responsabilidad a entidades locales en políticas que requieren ser centralizadas, lo que da como resultado políticas fragmentadas y descoordinadas.

Lo anterior ocurre en sistemas federales que han coincidido con el populismo, como son los casos de Andrés Manuel López Obrador en México y de Jair Bolsonaro en Brasil. Ese tipo de liderazgo delegó importantes responsabilidades a gobiernos subnacionales (como estados y municipios), lo que originó consecuencias sanitarias.

Acerca de ambos países, la investigación señala que entraron en la pandemia con sistemas de salud seriamente debilitados. Para el caso de México, señala que aunque había fragmentación, corrupción y limitaciones financieras, ya marchaba hacia la cobertura universal de salud.

“Sin embargo, la elección del presidente López Obrador en diciembre de 2018 provocó recortes presupuestarios y una amplia reorganización institucional en un proceso de reestructuración desordenado implementado apenas un mes antes de la pandemia de Covid-19”, dice el texto.

Acerca de las medidas contra la Covid-19 el documento señala varias fallas, como cierres tardíos y parciales, así como insuficientes programas de pruebas, rastreo de contactos, cuarentenas y de aislamiento, mientras que la aplicación de vacunas ha sido lenta.

CIDOC

Otro aspecto crítico han sido los mensajes enviados por los presidentes de Brasil y México, que no fueron sustentados en evidencia científica. En el caso de López Obrador se destaca su uso de un trébol de cuatro hojas como medida de protección, que haya alentado a la población a seguir acudiendo a restaurantes en medio de la pandemia además de seguir acudiendo a mítines, además de que prácticamente no utilizó cubrebocas.

En el caso mexicano el estudio también resalta que la responsabilidad de la pandemia no fue del presidente, sino que se depositó en un subsecretario, quien, junto con López Obrador, “también minimizó la gravedad de la amenaza e hizo de ‘no exagerar’ un principio rector, lo que creó obstáculos para una respuesta nacional fuerte y coordinada”.

Otro problema grave fue que el Consejo de Salubridad General, instancia que debió haber emitido las directrices generales para la atención de la pandemia en México, se ha mantenido al margen.

Relacionado con ello se destaca las respuestas incompletas, tardías y descoordinadas por parte del gobierno federal, lo que llevó a que estados y municipios (que, además, por la descentralización, también tienen amplias facultades legales) a asumir decisiones y responsabilidades para llenar el vacío.

Por ello el análisis destaca que hubo una ausencia de rectoría nacional que dio lugar a una respuesta fragmentada en gobiernos estatales y municipales, además sin base de evidencia científica.

En el aspecto político, centrado en el populismo, el texto señala que los regímenes de este tipo, como los de López Obrador y Bolsonaro, buscan obtener beneficios políticos, “no optimizar los resultados de salud”, lo que implica que sus políticas no tienen como fin principal atender las necesidades de salud.

Entre las conclusiones del estudio se destaca que la falta de una rectoría nacional sustentada en evidencia científica por la que se dieron respuestas estatales y locales “dejó a las poblaciones vulnerables al virus”. Con ello, los líderes populistas Bolsonaro y López Obrador buscaron alcanzar “ganancias políticas o evitar el costo político de implementar medidas impopulares como los confinamientos”.

Finalmente, el estudio indica que el marco político que dio lugar a diversas respuestas de salud nacional, estatales y municipales que mostraron lagunas, incoherencia y escasa vinculación con evidencia científica “hizo imposible enfrentar el desafío de combatir el Covid-19”.  

etcetera.com.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here