Vargas Valdez, removido de la presidencia de la TEPJF; es un albazo ilegal, dice él

0
197

De forma unánime, José Luis Vargas Valdez fue depuesto de la presidencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) por cinco magistrados de este órgano, quienes nombraron a Reyes Rodríguez Mondragón como el nuevo titular. Aquel alegó que es un albazo, una ruptura constitucional.

En la sesión pública no presencial realizada mediante el sistema Zoom, cinco de los siete magistrados de la Sala Superior del TEPJF votaron por la destitución de Vargas Valdez. Quienes votaron a favor fueron Janine Otálora Malassis, Felipe de la Mata Pizaña, Reyes Rodríguez Mondragón, Felipe Alfredo Fuentes Barrera e Indalfer Infante González.

 

En la sesión, a la que ya no volvieron después de un receso Vargas Valdez ni la magistrada Mónica Areli Soto, los magistrados hicieron una serie de señalamientos críticos contra el presidente del TEPJF, que fueron resumidos por Otálora Malassis de la siguiente forma: “Se puede afirmar que de la presidencia del magistrado José Luis Vargas Valdez ha resultado en que los asuntos a consideración del plena de la Sala Superior no puedan discutirse adecuadamente. Además, ha tenido como consecuencia cuestionamientos tanto respecto a las votaciones de sus pares como a la independencia e imparcialidad con la que se deciden los asuntos en este tribunal electoral. Esto, debido a la ausencia de diligencia al cambio de fecha de las sesiones públicas y al respeto en la conducción de las sesiones.

 

“Estos hechos, además de violentar diversas disposiciones reglamentarias y legales, también es contrario a lo establecido por los códigos de ética relativos al actuar de las y los juzgadores. Todas y todos los integrantes de este tribunal electoral tenemos la obligación de garantizar las condiciones que permitan el correcto funcionamiento del mismo.

Con base en estos hechos, Vargas Valdez fue removido de la presidencia de la Sala Superior del TEPJF.

 

Posteriormente, los mismos cinco magistrados votaron a favor de la designación de Rodríguez Mondragón como nuevo presidente de la Sala Superior del TEPJF.

 

Después, Vargas Valdez, en un mensaje en video, afirmó que lo ocurrido es una ruptura constitucional y legal, y afirmó que “los albazos” no son la forma para solventar las diferencias.

 

Asimismo, aseguró que la sesión en la que se decidió su remoción es “nula de pleno derecho”, además de que la actuación de Otálora Malassis como presidenta del órgano y de Rodrigo Sánchez Gracia como secretario de acuerdos constituyen un ejercicio ilícito de funciones.

 

Afirmó que en las leyes el ejercicio de la presidencia del tribunal es por un periodo fijo y que no existen las figuras ni de revocación ni de destitución por el pleno de la Sala Superior para concluir el encargo. Y recordó que su periodo terminará en noviembre de 2023.

 

Vargas Valdez llamó al diálogo, a la serenidad y a la legalidad. Por lo anterior, aseguró que convocará a una sesión privada para este jueves. Conminó a los magistrados a respetar el orden legal y las instituciones democráticas, así como a evitar una crisis constitucional en medio del proceso electoral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here