WhatsApp recula: “a nadie se le suspenderá la cuenta el 8 de febrero”

0
102

Ante los millones de usuarios que han abandonado la aplicación, WhatsApp suavizó sus términos y anunció este viernes que no cancelará a nadie su cuenta este 8 de febrero, tal como había advertido perentoriamente en un aviso difundido a principios de enero que causó molestia y alarma a nivel mundial. En él se dice que WhatsApp comparte información con Facebook. 

En comunicado de prensa, la empresa propiedad de Mark Zuckerberg dijo que siempre no cancelará en febrero las cuentas que no acepten su nueva política de privacidad. Originalmente dijo que de no aceptarse, las cuentas serán canceladas.

E informó que darán hasta el 15 de mayo, que será cuando “las nuevas opciones comerciales estarán disponibles”.

Dijo que existe mucha “información errónea” sobre como opera la privacidad y la seguridad de WhatsApp. Sin embargo, no reconoció que el error en la estrategia fue propio, ya que el aviso era difícil de entender y además, estaba redactado en un tono que para millones de usuarios resultó amenazante.

A ello se agregó que Facebook no tiene una buena reputación en lo que a protección de datos y privacidad de los usuarios se refiere.

Ahora, le llama “nuevas opciones comerciales” a lo que en el aviso original se comunicaba escuetamente como que WhatsApp compartiría información con Facebook y con terceros. Luego de la debacle, que no se ha detenido, hizo enormes esfuerzos para transmitir que no habrá cambios en el respeto a la privacidad.

“Iremos a las personas gradualmente para que revisen la política a su propio ritmo antes de que las nuevas opciones comerciales estén disponibles el 15 de mayo”

WhatsApp comparte información con Facebook desde 2016

Respecto a la actualización de las políticas de privacidad de WhatsApp publicadas dentro de la app el 4 de enero y que muchas personas interpretaron como un brusco viraje en el manejo de los datos de los usuarios, en realidad y según especialistas, no hay gran novedad.

La medida de compartir información entre WhatsApp y Facebook se tomó desde el año 2016 y no se da apenas a partir de enero de 2020. El verdadero cambio fue el quitar de la política de privacidad la opción de “no compartir” dicha información y en cambio, dejar como única alternativa el irse de la aplicación.

La información de WhatsApp que a Facebook le interesa fundamentalmente es la referente a las comunicaciones y compras que un usuario tiene con las empresas por medio de dicha mensajería, ya que desde algunos meses es posible que una empresa dé servicio al cliente, suba un catálogo y haga cobros vía WhatsApp.

La intención de WhatsApp de hacer cada vez más relevante el servicio de compras y expandir lo que llaman “Shops”, tanto ahí como en Facebook e Instagram fue lo que llevó a la actualización de las políticas de privacidad, ya que al comprar por medio de WhatsApp, un usuario no tiene alternativa, ya que algunos datos (como su nombre de usuario y la compra que realizó) quedan a disposición de la empresa con la que se comunica.

“Cuando te comunicas con un negocio usando WhatsApp, dicho negocio está leyendo lo que dices y podría usar lo que le compartes con fines de marketing, lo que podría incluir elaborar anuncios para Facebook. Para estar seguros de que estás informado, con toda claridad etiquetamos las conversaciones con los negocios que están usando servicios de hosting con Facebook”, explicó la empresa, por medio del micrositio www.faq.whatsapp.com

Eso implica, dijo, que el usuario que chatea con un negocio, está, de hecho compartiendo información con el mismo. Ese es el motivo de la advertencia lanzada el 4 de enero y que provocó alarma al nivel mundial, al grado de que millones de usuarios en todo el mundo abandonaron la aplicación.

El único lugar en el mundo en que no aplicará esa actualización será la Unión Europea, debido a lo que establece su legislación en materia de protección de datos personales. Esta normativa “afecta a todas aquellas empresas que traten datos de los ciudadanos europeos aunque sean de Estados Unidos, como Google o Facebook”, según publicó el sitio especializado Xataka, en un editorial de julio de 2018.

De acuerdo al portal Wired, WhatsApp “actualizó sus condiciones de servicio y su política de privacidad básicamente para ser más explícitos acerca de cómo es que las empresas que usan WhatsApp pueden almacenar sus comunicaciones”.

Ese compartir información de una aplicación a otra está en marcha desde hace 4 años, según los expertos de Wired y “las revisiones de la política de privacidad de WhatsApp anunciadas esta semana no cambian la conducta de la aplicación”, sino que tuvo por objeto hacerlo del conocimiento público. Aunque, a juzgar por las reacciones conseguidas, lo hicieron de manera pésima.

Dentro de Facebook, que posee Messenger, WhatsApp e Instagram, está en marcha desde hace tiempo una política de integración entre todo el “universo” propiedad de Zuckerberg, fundamentalmente con la finalidad de aprovechar la actividad de todos los usuarios para impulsar publicidad y ventas desde todas las plataformas, aprovechando que muchos usuarios están activos en todas ellas.

Según Wired, “cuando WhatsApp puso en marcha una actualización profunda de su política de privacidad en agosto de 2016, empezó a compartir con Facebook información y metadatos sobre los usuarios. En ese tiempo, el servicio de mensajería ofreció a sus millones de usuarios la posibilidad de no compartir una parte de sus datos. Si ese entonces tú elegías no compartir, WhatsApp respetaba tu decisión. Esta posibilidad ya no se encuentra disponible”, aún cuando en 2016 el usuario haya elegido “no compartir”.

El Inai advierte

En México, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (INAI), hizo un llamado público a la ciudadanía mexicana a verificar con cuidado las condiciones del servicio.

En un comunicado difundido en su portal el 12 de enero, señala:

“Al aceptar, los usuarios permitirán que WhatsApp comparta ciertos datos para que prestadores de servicios tecnológicos como Facebook o terceros puedan tener acceso a las mismos e inclusive que los contratantes de estos servicios puedan almacenar los mismos a través de los servicios prestados; incluso, si el usuario no tiene cuenta de Facebook, la compañía y sus subsidiarias podrán recopilar información de las cuentas, números telefónicos, mensajes e incluso transacciones”.

“Los nuevos términos de la política de privacidad de WhatsApp indican que la plataforma compartirá la información de los usuarios con Facebook y otras aplicaciones, recolectando datos de contactos, la dirección IP o ubicación de quienes la utilizan en ciertas situaciones, lo cual representa un elemento a evaluar por los usuarios al decidir si aceptan y continúan con el uso de la aplicación. Asimismo, se observa que, con excepción de las conversaciones realizadas a través de la aplicación, Facebook podrá compartir la información recibida de WhatsApp con otras empresas y crear anuncios personalizados en sus plataformas”.

Cabe destacar que la advertencia del Inai fue tardía y que, si se contrasta con lo publicado en diversos portales especializados, va a la zaga en cuanto a información referente a la poderosa aplicación.

Asimismo, es importante señalar que, aunque en México existe una Ley de Protección de Datos Personales, la misma no tiene la capacidad de protección que tiene la legislación europea y que el actual gobierno, a dos años en funciones, no ha propuesto una reforma tendiente a proteger de manera más robusta al ciudadano.

Lo que dice WhatsApp

La empresa WhatsApp da una versión mucho más edulcorada. En el micrositio creado a partir del revuelo, dice lo siguiente:

“Trabajamos para dar mejor soporte a 175 millones de personas que escriben por WhatsApp a alguna cuenta de negocio. Las actualizaciones referentes al mensajeo de negocios son parte de nuestros cada vez más amplios esfuerzos para que la comunicación con una empresa sea segura, mejor y más sencilla. Y eso incluye:

-Activar el servicio al cliente. La gente encuentra útil el chatear con los negocios para hacer preguntas, hacer compras u obtener información útil, como por ejemplo de sus recibos de compra. Estamos haciendo que sea más fácil chatear con negocios que también están en Facebook y usan sus productos (como las tiendas de Facebook). Para responderle a sus clientes, algunos negocios necesitan servicios seguros de hosting, mismos que pretende ofrecer Facebook. Cuando un negocio use este servicio, etiquetaremos con toda claridad ese chat, para que tú decidas si te escribes con ese negocio o no.

-Descubrir un negocio. Con frecuenta las personas descubren negocios gracias a los anuncios en Facebook o Instagram que te muestran un botón que puedes apretar para mensajearte con ellos usando WhatsApp. Como con otra clase de anuncios en Facebook, si haces clic en estos mensajes, ese dato se puede usar para personalizar otros anuncios que veas en Facebook. De nuevo lo decimos: WhatsApp y Facebook no pueden ver el contenido de ningún mensaje encriptado de extremo a extremo.

-Experiencias de compra. Muchas más personas compran ahora en línea, y la cantidad aumenta debido al distanciamiento social. Algunos negocios que tienen una Facebook Shop o una Instagram Shop también pueden tener acceso a las WhatsApp Shops desde su perfil de empresa de WhatsApp. Esto te permitirá ver los productos que un negocio tiene en Facebook o Instagram directamente en WhatsApp. Si eliges interactuar con “Shops”, te haremos saber en tu WhatsApp de qué forma se comparten tus datos con Facebook”.

Pero todas las explicaciones arriba citadas no sirvieron para detener el escándalo y es así que este viernes 15 de enero da un paso más, prometiendo no suspender cuentas para el plazo inicial, que se vencía el 8 de febrero.

etcetera.mx

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here