Aristegui presiona y AMLO someterá a consulta si debe tener como asesores a empresarios de TV

0
218

Andrés Manuel López Obrador reiteró que, durante su gobierno, tiene entre sus objetivos separar el poder económico del poder político y, en ese sentido, aseguró que no ha cambiado su convicción de que un grupo minoritario ha concentrado mucho riqueza y poder.

No obstante, en entrevista con Carmen Aristegui, el presidente electo justificó su decisión de contar con un consejo asesor, integrado por empresarios, entre los que destacan los presidentes de las televisoras; aseguró que se trata de inaugurar una etapa nueva en la vida pública del país y que ello no implica traicionar sus principios ni las demandas de la gente que le dio su voto.

Ante la insistencia de la periodista, López Obrador ofreció que una vez que asuma la Presidencia de la República, habrá una nueva consulta donde se pregunte a la gente si está de acuerdo sobre si debe contar con un consejo asesor de empresarios que incluya a los presidentes de las televisoras.

En esa misma consulta se sumarían dos preguntas más: si se está o no o de acuerdo con que se juzgue a los expresidentes de México y si se está a favor o no de una Guardia Nacional.  El futuro mandatario dijo que previamente se abriría un debate y posteriormente, se daría paso a la consulta.

Respecto al consejo asesor, señaló que éste no solamente está conformado por empresarios de las televisoras, sino de otros ramos y que fueron ellos quienes tomaron la iniciativa y él decidió aceptarla.  Detalló que el presidente de Televisión Azteca, Ricardo Salinas Pliego, fue quien le expuso directamente la propuesta y le manifestó la voluntad de apoyar a su gobierno.

López Obrador adujo que es necesario escuchar los puntos de vista de todos; el consejo asesor es una instancia honorífica en la cual se recojan las opiniones del sector empresarial, pero no van a incidir en sus decisiones ni acciones de gobierno.“Mi único amo es el pueblo de México”, sostuvo.

Negó que el aceptar esta asesoría se contraponga con su ideario político y su objetivo de llevar a cabo el cambio profundo que requiere el país, sin embargo, argumentó que éste debe hacerse sin aspavientos, de manera ordenada, por medio del convencimiento y no de la confrontación.

Cuestionado respecto a la polémica suscitada por la portada de la revista Proceso hace un par de semanas, López Obrador sostuvo que se trató de un manejo sensacionalista y dijo que no ha descartado una entrevista con este medio de comunicación. No obstante, justificó su decisión de concederlas a las empresas de televisión con el argumento de que el objetivo central fue promover la consulta que se llevará a cabo el próximo fin de semana.

Aseguró que será respetuoso de la libertad de expresión, pero ejercerá su derecho de réplica cuando no se diga la verdad; negó que por ser él el presidente de la República, se trate de una circunstancia desigual o que el aludir a la prensa fifí implique una desacreditación o un intento de censurar a los medios que le hagan alguna crítica.  Justificó que el adjetivo es aplicable a aquellos medios y periodistas que simulan ser liberales y objetivos, cuando en realidad son conservadores y se resisten a que haya un cambio.

“Pero están en su derecho de serlo”, le subrayó Aristegui.

“Y yo, a decir lo que pienso”, concluyó López Obrador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here