Los datos personales también son cosa de las instituciones privadas

0
84

Es muy seguro que hayas escuchado en algunos comerciales de radio y televisión que tus datos personales deben ser protegidos y que además tienes derecho a acceder a los mismos, a rectificarlos, a cancelarlos o incluso a oponerte respecto de su uso; a ello por sus siglas se le denomina derechos ARCO.

Pero al ser un comercial del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, es común que pensemos que sólo podemos hacer valer nuestros derechos “ARCO” ante Instituciones gubernamentales, lo que es un error.

Eso quiere decir que incluso si trabajas o trabajaste en el ramo privado puedes acceder a tu información, pues los datos siguen siendo tuyos; y seguro, te estas preguntando qué tipo de información puedes solicitar.

Imagina que quieres realizar el trámite de tu pensión ante el IMSS, y que para ello debes cumplir con cierto número de semanas cotizadas, pero resulta que el IMSS al momento de hacer dicha contabilidad no toma en cuenta las semanas que cotizaste con la empresa “Godínez S.A. de C.V.”, bajo el argumento de que no tiene registro de ello, en ese caso, te verás en la necesidad de solicitarle a la empresa en la que trabajaste tu hoja de afiliación al IMSS.

Para ello, deberás seguir los pasos establecidos en el Aviso de Privacidad de la empresa, que comúnmente es un trámite muy sencillo, en la mayoría de los casos las empresas ya tienen un formato preestablecido que debes llenar con tus datos generales, como lo son: 1) nombre completo, para saber quién solicita la información, 2) en el caso que nos ocupa, una breve descripción de los datos o documentos a los que pretendes tener acceso, 3) un correo electrónico para poder notificarte la respuesta de la búsqueda realizada, es decir solo te dirán si es posible que te den o no los datos que requeriste, toda vez que al ser datos personales solo los puede conocer el titular, dicho de otra manera, no los pueden compartir contigo mediante correo electrónico, no obstante, en caso de que proceda la entrega de los mismos, entonces te darán una cita para que acudas a la empresa a recogerlos para ello debes comprobar que eres el propietario de los mismos, por lo que deberás llevar un documento que acredite tu personalidad, lo cual puedes hacer mediante; 4) tu credencial de elector, tu cédula profesional, tu pasaporte o cualquier otro documento oficial; entonces, una vez que tengas el documento, podrás presentarlo ante el IMSS y continuar con tu tramite de pensión, te aseguro que tarde o temprano lo necesitaras.

Ahora, qué pasa si tus datos son incorrectos, por ejemplo, tu nombre, eso seguro que te traería inconvenientes a la larga, por lo que de igual forma puedes solicitar a la empresa que “Rectifique” tus datos, lo cual no tiene mayor problema, es un trámite sumamente fácil, pues solo debes demostrar que existe un error.

La siguiente acción que promueven los derechos ARCO, es la “Cancelación”, eso quiere decir que ya no quieres que una empresa o institución gubernamental tenga tus datos en sus bases, registros o archivos; imaginemos que fuiste cliente de algún gimnasio pero ya no te interesa que ellos tengan tus datos, pues hace tiempo has dejado de acudir, en ese caso puedes solicitarle que elimine tus datos, seguro estarás pensando en que tal acción no es necesaria, pero debes tomar en consideración que tus datos personales son importantes y el mal uso de ellos puede ocasionarte algunas molestias.

Finalmente, la “Oposición”, que como su nombre lo indica, es el derecho que tienes a impedir que tus datos personales se ocupen para determinadas circunstancias, esta situación se da con frecuencia con las instituciones crediticias y seguro te ha pasado que abres una cuenta de ahorro, para lo cual debes proporcionar todos tus datos, entre ellos, nombre, número de celular y correo electrónico, pero posteriormente el banco empieza a marcarte mil veces al día para decirte que por ser cuentahabiente tienes derecho a obtener una tarjeta de crédito, un préstamo hipotecario, un seguro de vida o cualquier otra promoción que no sea de tu interés; dicho acontecimiento puede parar cuando solicites al banco que te opones al tratamiento de tus datos para que te notifiquen diversas promociones, pues en estricto sentido, tu proporcionaste tus datos solo porque te interesaba abrir una cuenta de ahorro y no así sus promociones.

Para ello, estos son los pasos que seguir: 1) Ubica en el aviso de privacidad del banco, el teléfono o correo electrónico del área encargada de la protección de los datos; 2) Solicita que tus datos personales no sean utilizados para fines distintos para los que fueron requeridos; 3) El banco te confirmará que tu solicitud fue aceptada y, por lo tanto, ya no recibirás esas llamadas incomodas; y 4) En caso contrario, puedes presentar una queja ante el INAI al teléfono 800 8354324.

Recuerda, la protección de tus datos tanto en instituciones públicas como privadas está en tus manos.

María Luisa Jiménez Paoletti.
Colaboradora de Integridad Ciudadana, Doctorante en Anticorrupción y Sistema de justicia, Maestra en Derechos Humanos, Licenciada en Derecho por la UNAM y especialista en datos personales por la Agencia Española de Protección de Datos. Twitter: @LuisaPaoletti2 @Integridad_AC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here