Se ha evitado «con eficiencia» el desbordamiento de la inflación: AMLO

0
377

En México hemos podido evitar el desbordamiento de la inflación “con la eficiencia y el control de los precios de los energéticos, pero también en buena medida, con la mayor producción de alimentos, de la canasta básica”, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador. En el Patio de Honor de Palacio Nacional, donde dio lectura a su primer informe de los cien días del cuarto año de gobierno, aceptó que “es indispensable destinar más apoyos al campo para beneficio de sus pobladores, también para avanzar en nuestro propósito de ser autosuficientes en la producción de alimentos.”

Y ponderó los precios de garantía, el apoyo directo al campesino, los fertilizantes y el programa Sembrando Vida, que “ha mejorado el autoconsumo y la producción de alimentos en el país, el año pasado aumentó la producción de maíz, de col, arroz, trigo en 2 millones de toneladas en comparación con 2018.

El tabasqueño, que se presentó ante sus funcionarios del gabinete legal y del ampliado, resaltó que “hay dos objetivos fundamentales para garantizar nuestra independencia, nuestra soberanía, la autosuficiencia energética y la autosuficiencia alimentaria, es por ello que decidimos aumentar el monto y el apoyo a 1 millón de campesinos.

“Ahora cómo ha quedado de manifiesto el Estado es abierto promotor de actividades productivas para el desarrollo, contraviniendo los criterios neoliberales, aún más notoria su participación, la del Estado, en el cumplimiento de su responsabilidad social, política en pos del bienestar del pueblo, el combate a la corrupción constituyen la esencia de nuestro quehacer, gubernamental, es un timbre de orgullo el repetir y sobre todo hacer realidad el principio de qué por el bien de todo primero los pobres.”

El mandatario recordó que desde su llegada al gobierno el salario mínimo 71 por ciento en términos reales, “con ello su poder adquisitivo se ha incrementado por primera vez en más de cuatro décadas”, y con satisfacción subrayó que el año pasado las remesas fueron de 51 mil 594 millones de dólares y “siguen aumentando como nunca. En este primer trimestre han crecido 18 por ciento en relación con el mismo periodo que el año anterior.”

También el peso se ha fortalecido en más de 2 por ciento con relación al dólar, “o sea no se ha despreciado como solía pasar; la mezcla mexicana de petróleo se vende en 92 dólares el barril, la economía se está recuperando. El año pasado crecimos 5 por ciento, casi lo mismo que Estados Unidos, la inflación es menor a la del nuestro país vecino del norte. La deuda ha crecido menos que nos tres anteriores, el índice de la bolsa de valores aumentado en tres años cuatro meses 31 por ciento, aunque el banco de México incrementó la tasa de interés 6.5 por ciento, de todas formas, es menor de cuando llegamos al gobierno”, resumió.

También sumó a esas variables que la inversión extranjera ha sido de la más alta en los últimos tiempos, las reservas internacionales del banco de México han aumentado en 15.5 por ciento.

Resaltó que está consciente “de qué fue un acierto el haber renovado el tratado comercial con Estados Unidos y Canadá; ahora México es uno de los países más atractivos del mundo para la inversión, el desarrollo económico y el comercio. Un dato, a pesar de la pandemia el comercio con Estados Unidos paso de 47 mil 400 millones de dólares a 64 mil millones, un incremento de 35. En cuanto a la infraestructura para el desarrollo nacional y la creación de empleos, cumplimos con inaugurar el aeropuerto internacional Felipe Ángeles, obra emblemática”, anunció que fue seguida de un sólido aplauso de sus funcionarios.

Y de los avances del sector energético, luego de 14 años y pérdidas continuas -dijo-“ahora ya estamos aumentando la extracción de petróleo, en este año el promedio de producción de crudo es de 1 millón 752 mil diarios. Las importaciones de combustibles han disminuido en 48 por ciento. Esto ha sido posible porque se han rehabilitado refinerías, se compró la de Deer Park en Texas, en julio comenzaran las operaciones la nueva refinería de Dos Bocas, la refinería olmeca en Paraíso Tabasco.

“Y con la terminación de la coquizadora en Tula, el año próximo seremosautosuficientes en gasolinas y turbosina, además en estos últimos días por la disposición de fondos resolvimos construir en 24 meses otra planta coquizadora en Salina Cruz, con lo cual prácticamente sólo produciremos gasolina y Diesel, y no combustóleo con eso tendremos mayor rentabilidad económica y reduciremos las emisiones contaminantes.”

A lo largo de su mensaje enfatizó en el terreno energético que “a pesar de la pandemia y de la crisis económica que provocó, de la guerra de Ucrania que ha implicado inestabilidad en el mercado y aumentos en el petróleo y el gas, nosotros estamos saliendo adelante, en México no ha subido los precios de los combustibles, y ello nos ayuda a controlar la inflación, fortalecer la economía popular y a garantizar el bienestar social sobre todo de los más necesitados.”

De ese modo, adujo que en “estos tiempos no sólo estamos rescatando el petróleo, sino también nos encontramos luchando por recuperar el control de la nación sobre la industria eléctrica, tanto para garantizar la soberanía energética del país como para tener un abasto de electricidad, confiable y con precios justos, a salvo de circunstancias terribles como las que se han presentado en Texas y los que se viven en algunos países de Europa, como consecuencia de privatizaciones en la industria eléctrica”.

La Jornada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here