Domingo de fiesta en Izamal

0
132

La fiesta de Izamal es la más antigua celebración mariana que ha perdurado a lo largo de la historia. Primero fiesta religiosa y luego feria de todo un pueblo que se encontraba ante el altar de la Pura y Limpia Concepción.

Izamal el antiguo centro de peregrinación prehispánica se volcó en centro de la piedad por la Xki´chpam Ko´olebil María, por la hermosa señora, por la Mamá Linda. El culto guadalupano nacionalista ha imperado con fuerza como parte de la globalización mariana, siendo de destacar que Izamal sigue siendo el distinto del amor mariano yucateco. Izamal como en el Tepeyac, Lourdes o el Pilar de Zaragoza, también fue elegido para ser el trono de María Santísima en la Península.

Las crónicas del siglo diez y siete, escritas por fray Diego López de Cogolludo señala: “suele ser el concurso de casi innumerable de españoles, mestizos, mulatos, negros y indios de toda esta tierra, hasta de Cozumel, Tabasco y aun de Chiapas.” Yo me imagino esa amplia compacta de devotos de todos los grupos socioétnicos, con sus trajes que los identificaban por sus regiones, convivir en el atrio del convento y las plazas de ese entonces aun pueblo de indios de Izamal. Los yucatecos con sus trajes blancos e hipiles, mientras que las gentes de Chiapas y Tabascos con sus huipiles y en tonos oscuros y bordados textiles de vivos colores. Mientras la música del tunkul y el zacatán llenaba el ambiente y se danzaba en honor de la que aún llamaban “La Pura y Limpia Concepción” faltaban por los menos dos siglos para que llegara el feliz dogma Ineffabilis Deus…

La fiesta de Izamal se centra básicamente en el amplio número de peregrinos que llegan al santuario a besar las plantas de María Inmaculada.

Hoy de nuevo es primer domingo de diciembre, domingo de fiesta en Izamal, y entre estampas, y ramos verdes, brilla la esperanza en el continuar de esta antigua fiesta, que lo mismo conmueve e inspira a los intelectuales que pone en marcha a los peregrinos. Domingo de fiesta y todos los caminos llevan a Izamal.
José Iván Borges Castillo
04 de diciembre 2022

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here