lunes, mayo 20, 2024

Top 5 Semana

Noticias

Mas que un Segundo Periferico,se requiere maximizar la conectividad urbana

Por Observatorio de Movilidad Sostenible de Mérida

En estas campañas electorales varios aspirantes han planteado la idea de construir un segundo Anillo Periférico como la “solución” para “reducir el tráfico”. Sin embargo, estas propuestas no atienden el problema de raíz.

Y es que la gran mayoría de los fraccionamientos y desarrollos habitacionales privados ubicados fuera del actual Anillo Periférico son “ciudades dormitorio” con una bajísima permeabilidad urbana y una casi inexistente conectividad con otros desarrollos contiguos, lo que las vuelve altamente dependientes de carreteras o del Periférico.

Aunque la normativa estatal establece que “los desarrollos inmobiliarios se integrarán a la estructura vial existente”, la realidad es que cada desarrollo se lotifica al gusto de cada inversionista, optándose por cotos residenciales de trazado arborescente, con una sola entrada y salida.

La “estrategia vial” del Programa Municipal de Desarrollo Urbano de 2017, además de obsoleta, presenta inconsistencias en la asignación de jerarquías viales, y de las contadas vialidades “proyectadas” por dicho PMDU, varias fueron ignoradas en las autorizaciones para la constitución de desarrollos inmobiliarios, desperdiciándose así la oportunidad de contar con potenciales ejes viales alternos.

De este modo, en lugar de construir nuevas avenidas con anchos generosos, tenemos desarrollos inmobiliarios “colgados” de los estrechos y sinuosos caminos rurales preexistentes que desembocan en un puñado de carreteras como la Mérida-Motul, la Mérida-Progreso o el Anillo Periférico.

¿QUÉ SE REQUIERE?

Más que un segundo periférico, lo que se requiere garantizar la máxima CONECTIVIDAD urbana, definiendo en el Programa de Desarrollo Urbano (PMDU) de cada municipio una red vial primaria y secundaria congruente con los lineamientos establecidos en la nueva NOM-004-SEDATU-2023 sobre Estructura y Diseño de Calles, así como un programa de adquisición de derechos de vía mediante diferentes instrumentos (donaciones, permutas, reagrupamientos parcelarios, expropiaciones, afectaciones de predios y tablajes, etc.). Con ello, se busca ofrecer múltiples itinerarios de viaje y minimizar la dependencia de actual Anillo Periférico.

Se puede retomar la idea de aprovechar los derechos de vía de la Línea de Transmisión de CFE de 230 Kv, habilitándolo –NO como una carretera— sino como una avenida de circunvalación bajo los criterios de diseño de “Calle Completa” provisto de ciclovías y carriles exclusivos para transporte público, con cruces peatonales a nivel de piso e intersecciones reguladas por glorietas o semáforos.

Cabe señalar que varios de los tramos de este Anillo 230 ya están urbanizadas, atravesando importantes fraccionamientos como Ciudad Caucel, Gran Santa Fe, Real Montejo y Las Américas, por lo cual obliga a mantener la vocación de la vía como una vialidad urbana.

Otro aspecto fundamental es la conformación de subcentros urbanos en megafraccionamientos como Ciudad Caucel, Las Américas y Los Héroes, dotados de equipamientos de escala distrital, procurando que la gran parte de las necesidades de los residentes se puedan satisfacer al interior de esos complejos habitacionales, con lo cual será posible reducir las distancias y tiempos de viaje sin depender únicamente del automóvil particular.

Respecto al Anillo Periférico actual, se deben llevar varias medidas orientadas al diseño de la infraestructura y la gestión de la velocidad, mismos que serán abordados en otra publicación.

Huacho Díaz Mena Vida Gómez Herrera Morena Sí Yucatán Renán Barrera PAN Yucatán Cecilia Patrón Laviada Movimiento Ciudadano Yucatán Rommel Pacheco

Populares