Encinas: desaparición de estudiantes de Ayotzinapa, “crimen de Estado”

0
77

El subsecretario Alejandro Encinas Rodríguez informó sobre las investigaciones de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, y señaló que se trató de un “crimen de Estado”

En la conferencia de prensa en el Palacio Nacional con motivo de la presentación del Informe de la Presidencia de la Comisión de la Verdad y Acceso a la Justicia del caso Ayotzinapa, el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación dejó claro que no hay evidencias de que, casi ocho años después, los estudiantes desaparecidos en septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, todavía pudieran encontrarse vivos.

“No hay indicio alguno de que los estudiantes se encuentran con vida; por el contrario, todos los testimonios y evidencias acreditan que éstos fueron arteramente ultimados y desaparecidos”, afirmó el funcionario federal.

Sobre los restos óseos enviados a Innsbruck, Austria, dijo que se ha podido establecer, casi con total seguridad, la identidad de tres de los estudiantes.

Asimismo, comentó que en la Normal de Ayotzinapa la Secretaría de la Defensa Nacional tenía a un elemento infiltrado, Julio César López Patolzin, quien realizaba labores de inteligencia al interior de esa escuela e informaba de lo que ocurría y se decidía en las asambleas y de sus movilizaciones, entre las que se encontraba las que se preparaba para el 2 de octubre.

El subsecretario dijo que el último informe del militar desde la Normal fue a las 10 de la mañana del 26 de septiembre de 2014, y posteriormente desapareció con muchos de los compañeros que aquel día se dirigieron a Iguala. Pero Encinas señaló que los mandos militares no emprendieron ninguna acción para buscarlo y garantizar su integridad, como lo señala el Protocolo para Militares Desaparecidos. De haberse hecho, dijo Encinas, eso “hubiera permitido no solamente proteger la integridad y buscar al soldado López Patolzin sino a todos los estudiantes”.

Encinas Rodríguez también resaltó que los estudiantes de Ayotzinapa “en ningún momento los estudiantes estuvieron juntos durante su desaparición. Nunca estuvieron los 43 en el basurero de Cocula, como lo vamos a demostrar”.

Al respecto, también afirmó que en aquellos hechos participaron policías de varios municipios, como Iguala, Cocula, Tepecoacuilco y Huitzuco, así como integrantes de la banda Guerreros Unidos. Pero la responsabilidad no sólo es de ese nivel, sino que también señaló a autoridades federales y estatales debido a que fueron omisas y negligentes al alterar hechos y circunstancias para establecer una conclusión ajena a la verdad de lo que ocurrió.

El funcionario destacó que, en el contexto de lo ocurrido, fue muy importante la disputa que por el territorio mantenían las bandas de los Rojos y los Guerreros Unidos, y que ya se habían registrados enfrentamientos entre ambos grupos.

Así, autoridades de los tres niveles de gobierno, por “sus acciones, omisiones y participación permitieron la desaparición y ejecución de estudiantes, así como el homicidio de otras seis personas”, agregó.

Entre las conclusiones preliminares, Encinas destacó la siguiente: “La desaparición de los estudiantes de la Escuela Normal Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014, constituyó un crimen de Estado, en el que concurrieron integrantes del grupo delictivo Guerreros Unidos y agentes de diversas instituciones del Estado mexicano”.

Pero Encinas aclaró que la investigación del caso “continúa, continuará hasta que encontremos toda la verdad, encontremos a los muchachos y se castigue a los responsables”.

Acerca de la reunión que tuvo con los padres de familia de los estudiantes desaparecidos, Encinas Rodríguez, dijo que fue “difícil, dolorosa”, pero que “un compromiso es que siempre les vamos a decir la verdad por dolorosa que esta sea”.

El 24 de noviembre de 2019, en una visita a Tlapa de Comonfort, Guerrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que en el caso de los normalistas de Ayotzinapa no se podía hablar de “crímenes de Estado” porque él no permitiría “ninguna injusticia”.

“No hemos dejado de buscar a los jóvenes de Ayotzinapa, porque tengo el compromiso de conocer y dar a conocer toda la verdad sobre la desaparición de los jóvenes, y no vamos a escatimar recursos. Todo el gobierno tiene ese compromiso de encontrar a los jóvenes de Ayotzinapa”, afirmó entonces.

“Cuando no se trata de crímenes de Estado siempre se llega a la verdad si hay voluntad política de la autoridad; cuando son crímenes de Estado, entonces es muy difícil saber. Pero en el caso de Arnulfo, en el caso de los jóvenes de Ayotzinapa y muchos otros casos, no se puede hablar de crímenes de Estado porque ahora el representante del Estado mexicano, comandante supremo de las Fuerzas Armadas, el presidente de la República, el que les habla, no va a permitir ninguna injusticia, no va a permitir ningún acto autoritario”.

Hoy Encinas Rodríguez acusó que la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa fue un “crimen de Estado”, y señaló una responsabilidad del Ejército, al que López Obrador ha dado cada vez más amplias facultades con el poder que implican.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here