martes, abril 16, 2024

Top 5 Semana

Noticias

Habrá mayor déficit al cierre de esta administración, reconoce Hacienda

A un paso de concluir esta administración, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público aumentó su proyección de déficit público para este año, al llevarlo de 5.4 por ciento, que publicó de inicio, a 5.9 por ciento. Así mismo, asume que la próxima administración podrá reducir esta brecha entre ingresos y gasto para mantener la deuda en un nivel sostenible.

En los Pre-criterios 2025 –un documento que muestra la visión y los datos de Hacienda sobre el desempeño de la actividad económica nacional e internacional y esboza los estimados del paquete económico de ese año–, la dependencia aumentó la proyección de un déficit público que ya se contaba como el más alto en tres décadas.

Hacienda explicó que se espera ese aumento del gasto respecto a los ingresos, debido a que este año se concluirán los principales programas de infraestructura promovidos por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Y, de antemano, considera que el déficit de 2024 “tendrá un carácter transitorio”, lo cual permitirá que la deuda pública como porcentaje del PIB se mantenga constante y en una trayectoria sostenible.

“En 2025, se anticipa un ajuste a la baja del déficit público, que se verá reflejado en un superávit primario y un nivel de los RFSP (Requerimientos Financieros del Sector Público) de 3 por ciento del PIB. De este modo, se anticipa que la deuda pública se mantendrá en un nivel estable de 50.2 por ciento del PIB en ambos años, por debajo de las previsiones para otras economías emergentes y otros países con la misma calificación crediticia”, reconoció en el documento.

Prima inflacionaria amplía el déficit

Este ajuste al alza en el déficit público “se debe fundamentalmente por un aumento en los RFSP no presupuestarios”, aclaró la dependencia, al margen de lo contenido en el documento oficial de Pre-Criterios 2025.

La secretaría explicó que ese incremento a 5.9 por ciento para 2024 responde al efecto de colocaciones de papel de deuda, ante tasas de interés relativamente altas; y al resultado de la prima inflacionaria en la deuda indexada a la inflación.

Agrega que el déficit presupuestario –la diferencia entre gastos e ingresos del ejercicio 2024, sin contar otras amortizaciones– “se mantiene suficientemente en línea con lo aprobado”, pasa de -4.9 por ciento como porcentaje del PIB a -5.0 por ciento.

Crecimiento de hasta 3 por ciento

La dependencia no movió su estimado de crecimiento para 2024, que mantiene en un rango de 2.5 por ciento a 3.5 por ciento; y para el año siguiente contempla que la expansión de la economía mexicana pueda ser de entre 2 y 3 por ciento.

“Las proyecciones para 2024 y 2025 se basan en el impacto de las políticas desarrollo del sector energético nacional y mejorar la infraestructura de conectividad, con especial énfasis en la región sur-sureste para cerrar la brecha de inversión física y el gasto social continuará aumentando, con una cobertura cada vez mayor en beneficio de la población más vulnerable”, enfatizó.

A la vez, espera que desde este 2024 la inflación llegue al rango objetivo del Banco de México (2 a 4 por ciento), al cerrar en 3.8 por ciento; y que el próximo año baje otro tanto a 3.3 por ciento. Esta desaceleración en el encarecimiento de precios permitiría que, de acuerdo con las proyecciones de Hacienda, la tasa de interés cierre en 9.5 y 7 por ciento, respectivamente.

En cuanto a la métricas petroleras, se espera que el precio de la mezcla mexicana caiga de 71.3 a 58.4 dólares por barril de 2024 a 2025 y que la plataforma de explotación de crudo se reduzca de 967.6 a 958.4 millones de barriles diarios.

Populares