domingo, julio 21, 2024

Top 5 Semana

Noticias

Video . Harrison Ford se despide de Indiana Jones en Cannes

Mientras la multitud del Festival de Cine de Cannes aplaudía con entusiasmo, Harrison Ford, visiblemente emocionado, se paró en el escenario, tratando de controlar sus emociones.

La calidez del público y un video que acababan de proyectar habían dejado a Ford conmocionado.

“Dicen que cuando estás a punto de morir, ves tu vida pasar ante tus ojos”, dijo. “Y acabo de ver mi vida pasar ante mis ojos, una gran parte de mi vida, pero no toda mi vida”.

Si Cannes del año pasado estuvo parcialmente definido por su homenaje a la estrella de “Top Gun Maverick” Tom Cruise, este año ha pertenecido a Ford.

Pero esta vez, ha sido mucho más conmovedor. Ford, de 80 años, se despide del papel de Indiana Jones, diciendo adiós al emblemático arqueólogo intrépido más de 40 años después de su debut, con sombrero, látigo y una modesta fobia a las serpientes.

Ha sido una última gira emocional, sobre todo para Ford, quien ha llorado con frecuencia. En una charla con periodistas el viernes, se le preguntó a Ford: ¿Por qué renunciar a Indy ahora?

“¿No es evidente?”, respondió con una sonrisa característicamente tímida. “Necesito sentarme y descansar un poco. Me encanta trabajar y me encanta este personaje. Y me encanta lo que trajo a mi vida. Esto es todo lo que puedo decir.”

“Indiana Jones and the Dial of Destiny” (“Indiana Jones y el Dial del Destino”), la quinta película de Indiana Jones, se estrenó el jueves por la noche en Cannes, dando un toque emotivo a la franquicia que comenzó con “Raiders of the Lost Ark” (“En busca del arca perdida”) de 1981. Aunque esa película y las siguientes tres fueron dirigidas por Steven Spielberg a partir de una historia de George Lucas, el capítulo final en el que actúa Ford está dirigido y coescrito por James Mangold, el cineasta de “Ford vs. Ferrari” (“Contra lo imposible”).

La gala, una de las más buscadas en Cannes este año, también incluyó la entrega de una Palma de Oro honorífica a Ford. Al día siguiente, Ford todavía luchaba para expresar la experiencia de su última entrega como Indiana Jones.

“Fue indescriptible. Ni siquiera puedo decírtelo”, dijo Ford. “Es simplemente extraordinario ver una especie de reliquia de tu vida mientras pasa”.

Tras la decepción de la poco amada “Indiana Jones and the Crystal Skull” (“Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal”) de 2008, las posibilidades de una quinta película persistieron durante años y pasó por muchas versiones. Ford dijo que tenía la intención de ver una versión diferente y menos juvenil de Jones. “Dial of Destiny” está ambientada en la década de 1960 y encuentra a Indiana como un profesor jubilado cuyas hazañas de hace mucho tiempo ya no parecen tan especiales en la era de la exploración espacial.

“Quería ver el peso de la vida sobre él. Quería verlo requerir reinvención y apoyo. Y quería que él tuviera una relación que no fuera una relación de película sensual”, dijo Ford, quien protagoniza el filme junto a Phoebe Waller-Bridge. “Quería una relación igualitaria”.

Ford claramente está profundamente complacido con la película. Elogió a sus compañeros de reparto y a Mangold, de quien dijo que hizo más que “llenar los zapatos que Steven nos dejó”.

“Todo se ha juntado para apoyarme en mi vejez”, dijo Ford con una sonrisa irónica.

La película comienza con una secuencia extendida ambientada en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial. En esas escenas, Ford ha sido rejuvenecido con efectos visuales para parecer de mucha menos edad. La jefa de Lucasfilm, Kathleen Kennedy, dijo que la empresa no utilizará un Ford fabricado con inteligencia artificial en el futuro. Ford calificó el empleo de una versión joven de él como “hábil y muy cuidada”, y no lo puso celoso.

“No miro hacia atrás y digo que desearía ser ese tipo. Estoy muy feliz con la edad”, dijo Ford. Luego agregó, con una grosería, que las cosas podrían ser peor. “Podría estar muerto”.

Ford no se retira de la actuación. Tiene dos series de televisión en curso (“Shrinking”, “1923”) y dijo que sigue comprometido con trabajar.

“Mi suerte ha sido trabajar con personas increíblemente talentosas y encontrar mi camino entre esta multitud de genios y que no me patearan el trasero”, dijo Ford. “Y aparentemente todavía tengo la oportunidad de trabajar y quiero eso. Necesito eso en mi vida, ese desafío”.

Ford, como Indiana, no se va sin su sombrero. Se ha quedado con uno, dijo el actor, pero valora más la experiencia de hacer las películas. “Las cosas son geniales, pero no se trata de las cosas”.

Ford aún llama la atención. Una reportera declaró que el hombre de 80 años “todavía estaba guapo” y le preguntó a Ford, quien aparece brevemente sin camisa en la película, cómo se mantiene en forma. Después de algunas risas y alguna mención de su ávido ciclismo, Ford respondió con una pomposidad fingida.

“He sido bendecido con este cuerpo”, respondió. “Gracias por señalarlo”.

Populares