Gestiones del Gobernador Mauricio Vila Dosal ante la Federación comienzan a rendir resultados

0
146

– Las gestiones del Gobernador Mauricio Vila Dosal ante el titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Villalobos Arámbula, comenzaron a rendir resultados, pues la dependencia federal autorizó que se liberaran de manera anticipada más de 35 millones de pesos del Programa “Producción para el Bienestar” para apoyar a 20,000 de productores agrícolas de maíz y sorgo en los municipios que se vieron afectados por el paso de las tormentas “Amanda” y “Cristóbal”.

Luego de una reunión con el funcionario del Gobierno Federal en la Ciudad de México el pasado 17 de junio, Vila Dosal logró que se adelantará la llegada de este recurso para el estado, el cual no es un fondo extra, ya que corresponde al mencionado programa y que debería entregarse a finales de año, pero en esta ocasión llegará en lo que resta del mes de junio y los primeros días de julio en apoyo al sector agrícola afectado por la emergencia climática.

Durante la reunión entre Vila Dosal y Villalobos Arámbula, también se acordó que el Gobierno del Estado y la Sader integrarán los informes técnicos de las afectaciones en el sector para conformar un dictamen en conjunto, en coordinación con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (Siap).

Asimismo, el Gobernador y el funcionario federal determinaron que, debido a la contingencia ocasionada por el Coronavirus y ahora por las afectaciones generadas por el paso de los fenómenos meteorológicos, se modificaran las reglas de operación de este programa, a fin de que la mayoría de los beneficiarios no tuvieran que acudir de manera presencial a realizar su trámite y pudieran acceder al “Trámite continuo-no presencial”.

Al respecto, Vila Dosal destacó la voluntad, disposición, apoyo y acompañamiento del delegado de la Sader en Yucatán, Juan Carlos Gamboa Bustamante, quien en coordinación con el Gobierno del Estado contribuye en atender las necesidades y solicitudes de los agricultores yucatecos.

Cabe recordar que, de acuerdo con los reportes preliminares, la pérdida total contabilizada por el paso de” Cristóbal” es hasta este momento es de más de 5 mil 422 millones de pesos, de los cuales, 2 mil 066 millones de pesos corresponden al sector agropecuario, 1,389 millones al sector vivienda y 1,968 millones al sector infraestructura.

El sector agrícola es uno de los que mayor afectación registró por el paso de estos fenómenos naturales, lo cual también se puede ver en los cultivos de más de 60 municipios con más de 95 mil hectáreas afectadas. Además, se calcula que, lamentablemente, el 85% de los cultivos resultaron en pérdida total.

Hay que recordar que, durante la sesión de instalación del Comité de Evaluación de Daños por la tormenta tropical “Cristóbal”, que encabezó el Gobernador el pasado lunes y en la que se presentó la Declaratoria de Desastre Natural, un requisito indispensable para acceder a los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), Vila Dosal solicitó por escrito la inclusión del subcomité de Infraestructura Agrícola, el cual, según las autoridades federales, no está contemplado dentro de las reglas de operación del Fonden, por lo que la solicitud no fue aceptada.

No obstante, en el artículo 12, numeral I, párrafo 3, de las reglas generales del Fonden, se indica que se permite constituir subcomités con denominaciones distintas, siempre y cuando su objetivo sea la cuantificación y evaluación de los daños ocasionados por un Fenómeno Natural Perturbador y para la realización de acciones cuyo sector, infraestructura o concepto esté previsto en las Reglas o en los Lineamientos de Operación, por lo que sí es factible instalar un Subcomité de Infraestructura Agrícola, cuya función sería evaluar los daños que se causaron este rubro.

El Fonden canalizó la atención a la Sader, sin embargo, esta dependencia federal alegó que el Fondo de Cambio Climático y Contingencias se encuentra en ceros y no existen los recursos para apoyar al estado en la materia, dado que en el presente ejercicio fiscal no se opera este esquema, ni el componente de atención a siniestros u otra estrategia que estuviera alineada a lo que se menciona en las reglas de operación de este Fondo.

Es por eso que el Gobernador, en el marco de la reunión con Villalobos Arámbula, entregó un oficio al secretario federal donde le pide que, ante la imposibilidad de atender la emergencia con recursos propios para desastres naturales, la Sader solicite al Fonden los recursos necesarios para solventar la situación crítica derivada de este desastre natural y poder apoyar al campo yucateco.

Todo ello bajo en términos de lo dispuesto en el artículo 23 del Acuerdo por el que se emiten las Reglas Generales del Fondo de Desastres Naturales, que ya fue solicitado. En este artículo se estipula que la Sader se encuentra facultada para solicitar apoyo del Fonden cuando los recursos del Programa de Atención a Contingencias Climatológicas se encuentren ejercidos en su totalidad o resulten insuficientes.

Aunado a esta situación, este año, el Gobierno Federal canceló el seguro catastrófico de Yucatán, el cual permitía apoyar a los pequeños productores con sus cultivos en caso de que se vean afectados por efectos climatológicos como sequías, vientos, trombas, inundaciones o huracanes; por lo que este año los hombres y mujeres de campo no cuentan con ese respaldo, quedando aún más desamparados ante las afectaciones sufridas.

De esta forma, el Gobernador Vila Dosal reafirma su compromiso con el sector agrícola y continuará con sus gestiones ante la Federación para poder reactivar el campo yucateco y ayudar a las familias yucatecas que dependen de él a recuperarse lo antes posibles de las lamentables pérdidas que ocasionaron dichos fenómenos climáticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here