Anaya arranca campaña del PAN contra… el PAN

0
1324

Después de una despiadada razia en el PAN contra Calderón, Margarita, Moreno Valle, Madero, Cordero, Gil; después de aniquilar a Mancera, después de un eficaz control de medios… el panista Ricardo Anaya ganó: y ayer inició su candidatura presidencial criticando… al PAN.

Exsubsecretario de Estado en el gobierno de Calderón, Anaya anunció su candidatura asegurando que el gobierno del que fue subsecretario de Estado hundió la educación y el futuro de 25 millones de niños mexicanos, a causa de la corrupción.

Anaya, exfuncionario de un gobierno que cometió tal despropósito, recordó que, en 2006, su entonces jefe Felipe Calderón estableció una “alianza con la corrupta líder sindical Elba Esther Gordillo, con grandes consecuencias para nuestro país”.

Aunque no se debería pensar que se fue en contra de Calderón porque éste se le había ido encima en Twitter. Anaya no es político de mecha corta, sino de desquites planificados. Calderón le había dicho en la red:

El PAN, que era el partido democrático por naturaleza, cancela internas; su dirigente abusa del poder y se autonombra candidato. 2 partidos más, le sirven de tapete. Y todavía hay el cinismo de llamarle “día histórico para la democracia”. Chale

Calderón tiene razón: siendo conductor máximo del PAN desde su categoría moral de Presidente de la República emanado de ese partido, propició un proceso interno para la selección del candidato presidencial en 2012, entre Josefina Vázquez Mota y Ernesto Cordero.

Pero Anaya no es de respuestas inmediatas, como sí lo es Calderón. Él demuele como anaconda, desde las sombras: criticó al gobierno de Calderón (y en menor medida al de Fox) porque un eje de su campaña consistirá en hacer ver que el PAN, cuando gobernó, nunca quiso cambiar el sistema.

Porque Anaya se anuncia como un presidente diferente, al igual que se anuncia AMLO: ambos comparten la ideología populista que “predica doctrinas que sabe que son falsas a personas que sabe que son idiotas”. Sólo que el de Anaya es de derecha, y, el de AMLO, castrista-guevarista.

“El comandante Fidel Castro es un luchador social y político de grandes dimensiones”, dijo AMLO tras la muerte del dictador hace un año. “El segundo nombre de mi hijo es Ernesto por el Che Guevara, quien fue un revolucionario ejemplar”, dijo a Jorge Ramos en una entrevista.

Menuda tarea tendrá entonces Anaya: deslindarse del PAN que trajo la democracia a México en el 2000 y coincidir con AMLO en la aspiración de cambiar el sistema político actual. Pero si alguien es capaz de lograr eso es Anaya.

Ejecutó una despiadada razia en el PAN contra Calderón, Margarita, Moreno Valle, Madero, Cordero, Gil; aniquiló a Mancera, hace un eficaz control de medios…

Anaya puede.

 

Rubén Cortés

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here