Empresas de bebidas prometen bajar calorías a refrescos

0
118

A dos días del inicio de vigencia de la nueva norma de etiquetado, el próximo 1 de octubre, la Industria Mexicana de Bebidas (Anprac) informó que impulsa la reducción calórica a través de la reformulación y reducción de calorías en 20 por ciento adicional en productos, con lo que estiman modificar 50 productos hacia 2024.

Jorge Terrazas, director general de Anprac, informó que la industria es fiel al cumplimiento de las leyes, sobre el inicio de vigencia de la Norma Oficial Mexicana (051), que regula el etiquetado, los socios están a favor de que el consumidor mexicano esté informado para una libre elección y se cuenta con la diversificación de productos.

Agregó que actualmente uno de cada dos productos son bajos en calorías y se estima que menos del 10 por ciento del consumo de calorías en la dieta de los mexicanos proviene de las bebidas.

En conferencia de prensa, destacó que la reformulación y la diversificación de productos es un tema en el que industria ha trabajado en la última década, antes de la vigencia del Impuesto Especial a la Producción y Servicios (IEPS) en 2014 y no es por la nueva norma de etiquetado 051 que las empresas reformulan sus productos.

La industria mexicana de bebidas está conformada por más de 120 embotelladoras mexicanas, se estima que el valor de producción en 2019 fue cercano a los 427 mil millones de pesos, lo que representa el 1.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

De acuerdo con Anprac el sector genera más de 1.6 millones de empleos, lo que equivale al 3 por ciento de la población económicamente activa.

El desarrollo y crecimiento equivalente de la industria, representa 3.3 por ciento del PIB. En los últimos 15 años la industria muestra un crecimiento de 1.5 por ciento anual, actualmente los datos de Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señalan una reducción de 0.5 por ciento en el desempeño de la industria, afectado por la caída en la economía.

Impuesto, regresivo y recaudatorio

A partir de enero del 2014 el consumidor mexicano paga un impuesto de 1 peso por litro en la compra de bebidas azucaradas, como una medida para combatir el grave problema de la obesidad en nuestro país, actualmente IEPS es de 1.26 pesos por litro de refresco.

Al respecto, indicó que la industria trabaja en revisar el resultado de este impuesto, señaló que es regresivo, lo pagan los estratos de la sociedad más bajos, es claramente recaudatorio y detalló que el IEPS sumado al IVA representa para la industria una carga fiscal del 30 por ciento.

Terrazas, agregó que el impuesto no ha logrado el objetivo por el cual se planteó, “de a mayor impuesto, menor consumo”, el primer año 2014 se redujeron las ventas cerca de 2 por ciento anual, pero a partir de 2015 se ha observado un incremento en las ventas de 2 por ciento anual, a pesar de un menor crecimiento de la economía, actualmente la industria reporta un consumo estable de las bebidas en México.

Ante la caída de la economía, Terrazas refirió que muchas “tienditas” han cerrado y se han perdido muchos empleos, este segmento representa el 25 por ciento de los ingresos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here