Llama López Obrador a “mandar al carajo” la subcultura del “agandalle”; todos debemos portarnos bien, dice

0
41

Según el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con la política social que se ha puesto en marcha en su administración y aunado que ya no se permite la corrupción “arriba”, se podrá atender al pueblo “en demasía”, como nunca antes. Y de hecho, ya se está haciendo, afirmó.

Durante una gira de trabajo en la que entregó programas de bienestar en Bahía de Banderas, Nayarit, el mandatario señaló que no ha sido fácil echar a andar el gobierno con una nueva concepción, porque en los últimos 30 años no se había puesto al servicio de la gente, sino de una minoría rapaz; si bien reconoció que existen rezagos en la entrega de algunos apoyos, como el de los adultos mayores, la situación se irá normalizando.

“Hay que echar a andar el nuevo gobierno con la nueva concepción y no es fácil, porque es como un elefante reumático y mañoso que hay que estar empujando, pero vamos a empujar entre todos hasta que camine, hasta que esté al servicio de la gente al servicio del pueblo. Por eso, se están demorando algunos apoyos, pero van a llegar. Puede que tarde la justicia, pero va a llegar. La justicia tarda, pero llega cuando hay voluntad de servirle al pueblo”, apuntó.

López Obrador señaló que la “transformación” del país también implica “portarse bien”, por lo que llamó a los presentes a “mandar al carajo” la subcultura del “agandalle” donde los neoliberales le inculcaban a la gente ideas como “el que no transa no avanza” y otras por el estilo. Ahora, dijo, lo que debe promoverse es que la felicidad no está en los bienes materiales, sino en hacer el bien a los demás.

“Todos a portarnos bien. La transformación también implica que todos actuemos de manera responsable, mandar ya por un tubo la subcultura del agandalle. Nada de que ‘el que no transa no avanza’. Eso ya que se vaya al carajo, ya para decirlo con claridad. Ahora, porque se tiene que tener aquí en la cabeza y es lo que hay que decirles a los hijos, a los nietos, es que sólo siendo buenos, podemos ser felices. Y que la verdadera felicidad no es la ropa de marca o el lujo barato o los carros último modelo o la fama, el dinero, los bienes materiales. La verdadera felicidad es estar bien con uno mismo, estar bien con nuestra conciencia y estar bien con el prójimo. Esa es la verdadera felicidad”, enfatizó.

El presidente también pidió dejar atrás los pleitos y trabajar en unidad, y en este sentido, reconoció la disposición del gobernador, Antonio Echavarría, la coordinación que ha tenido con la administración federal para sacar adelante   al pueblo de Nayarit.

“Tenemos que unirnos todo el pueblo. ¿Qué ganamos con estarnos peleando entre nosotros? Nada. Todos juntos. Ya pasó la campaña y ya cuando venga la campaña, entonces cada quien que agarre su partido. Pero ahora unidad de todos. No estarse ahí picoteando con la politiquería en contra de uno, en contra de otro, pura pérdida de tiempo. ¿Qué ganamos con eso? Nada. Miren, uno de los gobernadores, podría decir de los principales, de los más importantes gobernadores de México es el gobernador de Nayarit, porque trabaja de manera coordinada con nosotros” sentenció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here