Más preparados mediadores del Poder Judicial del Estado para proponer soluciones pacíficas

0
689

Sólo con una visión multidisciplinaria es posible cumplir los propósitos de la impartición de justicia porque los conocimientos diversos apoyan al derecho y a los servidores públicos a entender la situación que viven actualmente las familias, las víctimas y en general los conflictos interpersonales que llegan a las instituciones de procuración e impartición de justicia, expresó la especialista en Mediación Patricia Olivia González Lozano.
En el marco del curso “Justicia Restaurativa” los pasados 8 y 9 de marzo, en el que se capacitaron los servidores judiciales que integran el equipo el Centro estatal de Solución de Controversias (CESC) del Poder Judicial del Estado, expuso que actualmente los fenómenos, conflictos y situaciones que viven las familias son multi causales, es decir, son causados por una serie de elementos relacionados entre sí. Esto significa que para dar una correcta explicación y ofrecer soluciones a los conflictos, los servidores públicos como es el caso de los facilitadores judiciales, tienen que ampliar sus conocimientos.
Sólo así será posible dar un enfoque más humano a la justicia, tal como mandan la Constitución y los Tratados internacionales.
Por ejemplo, el actual sistema acusatorio da un papel preponderante a la víctima y nos damos cuenta que la víctima tiene necesidades específicas y especiales y que para darle un adecuado tratamiento se requieren conocimientos de sociología, antropología, trabajo social, incluso la neurociencia, es decir, acercarnos a un cúmulo de disciplinas que nunca serán suficientes para entender la relación que viven una víctima y un victimario, expresó la especialista.
González Lozano, quien actualmente es Directora adjunta de la Dirección general de prevención del delito y servicios a la comunidad de la subprocuraduría de Derechos Humanos de la Procuraduría General de la República, tiene un Doctorado en Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias por la Universidad de Baja California y además es Doctora en Derecho por esa misma Universidad. Igualmente es maestra en Ciencias Sociales por El Colegio de Sonora y Licenciada en Economía.
En una entrevista apuntó que las relaciones sociales son cada vez más complejas y, en términos generales, las sociedades “nos hemos olvidado de las buenas prácticas que tenemos como humanidad para resolver y negociar conflictos por la vía pacífica, porque vivimos con prisas, estrés, desconfianza”.
Nos hemos olvidado de que la comunicación entre las personas significa la posibilidad de negociar con el otro para tomar acuerdos y acciones a seguir que son de beneficio individual y social, incluso grupos sociales como los mayas tienen prácticas para ponerse de acuerdo y les permiten sobrevivir y tomar rumbo, pero creo que nosotros nos hemos olvidado de eso y es parte de lo que se busca en el sistema penal actual, retomar buenas prácticas, expresó.
Dijo que la convivencia armoniosa y los arreglos entre las personas como los que se buscan en el Centro de mediación del Poder Judicial, permiten que “nos desgastemos menos en las controversias y busquemos soluciones más efectivas, rápidas y avanzar como grupo humano”.
Este curso se enmarca dentro de las actualizaciones del CESC que dirige la Lic. Elma Gabriela Avila Miranda y cuya buena marcha recae en la Comisión de Desarrollo Institucional que preside el Consejero de la Judicatura Luis Jorge Parra Arceo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here