jueves, febrero 22, 2024

Top 5 Semana

Noticias

Difunden datos personales de periodistas asistentes a mañaneras; INAI exige explicación a Presidencia

e difundieron datos de una presunta lista de periodistas asistentes a las conferencias de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, lo que no sólo implica la revelación de información personal sino también pone en riesgo su seguridad. El INAI llamó a la Presidencia de la República a informar sobre el asunto, mientras que Article 19 recomendó a los afectados a activar protocolos de seguridad.

La tarde de este viernes un usuario de X, la cuenta @KrlitoBrigante, dio a conocer una base de datos de periodistas que es, aseguró, del Sistema de Acreditación de Prensa de Presidencia, que incluye a reporteros, fotógrafos y camarógrafos. Allí se aprecia que corresponde a enero de 2024.

Según se puede observar de capturas de pantalla mostradas, además de los nombres y cargos de los periodistas, el frente y el reverso de la credencial de elector (como mostraba en el caso de Denise Dresser), pasaportes, números telefónicos. Sin embargo, @KrlitoBrigante consideró que el listado está incompleto debido a que no estaban los datos de comunicadores que han participado en las mañaneras, como Peniley Ramírez, Jorge Ramos y Laura Brugés.

@KrlitoBrigante consideró que el asunto como muy grave debido a que México es “el país más peligroso para ejercer el periodismo y la Presidencia no cuida los datos de quienes han estado en la mayor tribuna del país…”.

Casi dos horas después el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) informó que realizaba un análisis de la información sobre el caso de la información de los periodistas, y que cualquier violación a la ley sería investigada.

La comisionada del INAI que tomó el tema fue Julieta del Río, quien consideró que lo ocurrido puede constituir la vulneración de la seguridad de los periodistas que acuden a la conferencia de prensa presidencial. El listado, comentó, es de unos 300 comunicadores.

Debido a lo anterior, comentó que la Presidencia de la República debe dar la información acerca de esta filtración de datos personales, para lo cual tiene hasta 72 horas. Además, indicó que los periodistas afectados deben ser notificados de lo ocurrido.

De no ocurrir así, Del Río comentó que el INAI puede iniciar una investigación de oficio y los periodistas afectados presentar la denuncia correspondiente por lo ocurrido.

Por su parte, Article 19 afirmó que la difusión de la información de los periodistas ocurrió en un foro en línea, y que se trata, presuntamente, de datos de quienes acuden a las conferencias de prensa presidenciales. Desconoce cuánto tiempo se mantuvo abierta esa información.

La organización defensora de la libertad de expresión recomendó a los periodistas afectados activar protocolos de seguridad y tomar precauciones.

Article 19 también consideró que el gobierno federal debe informar de las medidas que ha tomado para evitar la vulneración de los datos personales que ha recopilado de los periodistas, además de las medidas que tomará para evitar daños y para resarcir lo ocurrido y darlas a conocer a los afectados.

“La filtración provoca una potencial afectación a las vidas y la integridad de todas las personas periodistas víctimas del indebido resguardo de los datos personales por parte del Ejecutivo Federal”, advirtió Article 19.

La Red en Defensa de Derechos Digitales informó que en la base de datos se incluye información de periodistas de medios como La JornadaProcesoMilenioReformaContralínea y Noticieros Televisa, entre otros. Detalló que incluye datos como nombre completo, correo electrónico, Registro Federal de Causantes, fecha de nacimiento, número telefónico y medio que representa, así como imágenes de credencial de elector, pasaporte y acta de nacimiento.

También indicó que la mayoría de los registros fueron creados entre abril y agosto de 2022, con otros hasta octubre de 2023.

Finalmente, advirtió que entre los riesgos que implica la filtración de estos datos están “la suplantación o robo de identidad, su uso para ingeniería social en ataques sofisticados con malware, e incluso la persecución física”.

Populares