¿AMLO “le saca”?

0
403

La Cámara Nacional de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) consiguió, mediante un recurso de queja, que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) echara para atrás la decisión tomada por el Instituto Nacional Electoral (INE) de prohibir que los candidatos a puestos de elección realizaran debates en el periodo de “intercampañas”. El 9 de marzo el TEPJF determinó que la prohibición del INE constituía un limitación a la libertad de expresión de medios y comunicadores.
Ni López ni Meade
Quién sabe si con su queja la CIRT buscaba recobrar algo del protagonismo que tuvo en la organización y transmisión de debates entre candidatos a la Presidencia de la República; recuérdese que esa cámara industrial organizó los de 1994, 2000 y 2006, pero a partir de 2012 dejó de hacerlo y su lugar fue ocupado por la autoridad electoral (antes IFE, hoy INE).
Cualquiera que haya sido la motivación de la CIRT, su queja y la decisión del tribunal electoral no se traducirán en la realización de debates entre candidatos presidenciales organizados por medios de comunicación porque tanto Andrés Manuel López Obrador como José Antonio Meade ya anunciaron que no asistirán a esas mesas de discusión.
Reto “machista”
AMLO dijo que solo irá a los debates organizados por el INE y previstos en el artículo 218 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales. “Me quieren echar montón”, dijo el tabasqueño al argumentar su negativa, y acusó a Ricardo Anaya de “machista” porque éste lo retó a debatir con la frase “a ver si tiene los pantalones para enfrentarnos”, como si portar esa prenda fuera sinónimo de “valentía”. El candidato del PRI también retó a AMLO con un “¡éntrale!”, publicado en la cuenta de Twitter del que fue cinco veces secretario de Estado.
Pero también Meade se niega a participar en reuniones de discusión organizadas por medios de comunicación si a ellos no acude López Obrador: “Serían menos interesantes —le dijo el martes a Ciro Gómez Leyva en Radio Fórmula—; si no estamos los que estamos deseosos de participar, no es un debate”. Con ello prácticamente sepultó la posibilidad de que se realicen debates entre candidatos presidenciales organizados por medios o por la CIRT.
Solo el INE
Elemental: AMLO solo irá a los debates que organice el INE porque es, hasta ahora, líder en las encuestas sobre preferencias electorales; acudir a otros debates podría hacerlo cometer errores —es muy proclive a ello— que quizá le costarían votos.
Además, ¿por qué darle a sus adversarios la oportunidad de hacerlo desatinar frente a cámaras y micrófonos?, ¿por qué tendría que contestar a provocaciones como “a ver si tienes pantalones”, “¡éntrale!”, “¡no le saques!”, o “a lo mejor te hace cus cus”, las dos últimas pronunciadas el martes en la Cámara de Diputados por un legislador del Partido Verde, llamado Omar Bernardino.
Vieja táctica
La táctica de no acudir a debates que el líder en las encuestas considera innecesarios o riesgosos es vieja. También la aplicó Enrique Peña Nieto cuando era candidato. El 17 de abril de 2012, el entonces vocero del PRI y hoy de la Presidencia, Eduardo Sánchez, anunció que Peña iría “exclusivamente a los debates que marca la ley y que en esta campaña son dos convocados por el Instituto Federal Electoral”. Por ello rechazó presentarse en uno convocado por la entonces conductora del noticiario de MVS, Carmen Aristegui, y en otro organizado por el grupo #YoSoy132. A Aristegui le dijo simplemente que declinaba y a los del grupo estudiantil que no existían “las condiciones para tener un encuentro equitativo, ya que el movimiento se expresó abiertamente antipriista”. La comentocracia antipeñista acusó al ahora Presidente de “tener miedo” a mostrar sus limitaciones políticas e intelectuales, como ahora acusan a AMLO sus detractores en los medios. Unos y otros parecen no tener memoria.
Los medios, al parecer, no lograrán armar debates entre candidatos a la Presidencia, pero sí podrían organizarlos entre candidatos a gobernadores, alcaldes, senadores, diputados, etcétera. Eso sería de mucha utilidad para los ciudadanos. Para ver cómo se desenvuelven los presidenciables en confrontación de ideas y propuestas frente a sus adversarios tendremos los tres que hará el INE. Serán suficientes.

Fernando Mejía Barquera
Periodista y profesor-investigador de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here