El día que Morena calló a Muñoz Ledo, por Francisco Garfias

0
266

Lo que vimos ayer en la Comisión Permanente del Congreso de la Unión es el absoluto desprecio de Morena por la libertad de expresión. Para acallar críticas se mostraron dispuestos a lo que sea, incluso votaron en contra de que Porfirio Muñoz Ledo —el mejor orador que tienen— hiciera uso de la palabra.

Sabían que si Porfirio hablaba, no era para besarle los pies a Rosario Piedra, titular de la CNDH por obra y gracia del autócrata de Palacio, sino para criticar la actuación de la Guardia Nacional con los  migrantes centroamericanos en la frontera sur.

En San Lázaro confirmamos que Porfirio quería que en el Salón Verde, donde rindió su informe Piedra, se pasara un video sobre la actuación de la Guardia Nacional en la frontera sur, que es inconveniente para el gobierno de López ObradorPorfirio chocó con Mario Delgado por ese asunto en la reunión previa  de la Mesa Directiva de la Comisión Permanente. El coordinador de los diputados de Morena nos comentó, con ácida ironía, el calificativo de “salvajada” con el que Muñoz Ledo describió la actuación de la Guardia Nacional en la frontera sur.

“Es una salvajada, sí, que le avienten pedradas a la Guardia Nacional…”, dijo Mario.

La senadora de Morena Mónica Fernández, presidenta de la Permanente, se puso de lado de Delgado para silenciar a Muñoz Ledo. No le prestó el micrófono y encimó sus palabras sobre las del experimentado diputado federal para que no se escucharan.

A sabiendas de que había la instrucción de no dejarlo hablar,  Fernández puso a votación del pleno si se le permitía el uso del micrófono a Porfirio. La oposición no paraba de pedir a gritos: “¡Que hable! ¡Que hable!”. Pero fue inútil. La instrucción a los borregos de Morena era callarlo. Mayoritearon.

Porfirio intentó hacer uso de la palabra sin micrófono. Miraba a sus compañeros de Morena y les decía a capela; “¡No somos partido de Estado, se omite la  verdad”.

La senadora Fernández lo volvió a cortar, con el argumento de que había un acuerdo para que no hubiera intervenciones. Porfirio, molesto, mejor se fue mascullando quién sabe qué.* ¿Y qué contiene ese video?

“Allí está todo. Los golpes, los arrastres, los gritos de la Guardia Nacional. La mayoría no quiere verlo. Es gravísimo”, dijo Muñoz Ledo a los reporteros.

Buscamos el video en su cuenta de Twitter. Corroboramos sus palabras. Habrá que preguntarle al canciller Marcelo Ebrard si esa tamhbién es parte la “generosidad mexicana” con los migrantes, que tanto presumió el martes.

Más información: http://bit.ly/2vi5lft

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here