8 razones que muestran que Facebook alcanzó su punto máximo y ahora puede estar perdiendo influencia

0
751

En la superficie, Facebook es una de las proposiciones comerciales más exitosas en la historia de los negocios. Su capitalización de mercado sobrepasa hoy el medio billón de dólares. Las acciones son seis veces más rentables hoy que hace cinco años. La imagen general es de crecimiento y riqueza.
Como escribió Miles Johnson en el Financial Times: “La red social… está aumentando sus beneficios en más del 50% por trimestre y las ganancias por acción en más del 70%, haciendo que su rentabilidad y crecimiento estén a años luz de una compañía promedio en Estados Unidos”.
Pero la imagen a mediano y largo plazo es muy diferente. De hecho, Facebook está acumulando enemigos y desafíos a tal velocidad que sus horizontes se han nublado de repente.
Puede parecer una locura, o una contradicción, argumentar que el poder de Facebook está decayendo. Pero aquí hay ocho razones para pensar que, en términos de influencia, si no de riqueza, Facebook ciertamente ya alcanzó su punto máximo.
1. Una caída en el número de usuarios
En su último reporte de ganancias, Facebook reveló que -por primera vez- el número de usuarios diarios activos en Estados Unidos y Canadá (su mayor mercado) disminuyó. Aunque la caída fue pequeña -184 millones en lugar de 185 millones-, esto es algo importante. Primero porque fue la primera caída, y, además, ésta precedió los cambios anunciados por Mark Zuckerberg con los que se priorizan las interacciones en lugar de las noticias en el muro de la red social.
2. Una caída en el ‘engagement’
Quizá aún más preocupante para el gigante de las redes sociales es que no solo fue el número absoluto de usuarios el que ha caído. También fue el tiempo que pasan en Facebook, en otras palabras, el engagement.
Facebook reportó que la cantidad de tiempo que los usuarios pasan en la red social había caído en 50 millones de horas cada día. Esa es una caída enorme. Sugiere que la experiencia de su muro se ha vuelto menos adictiva… y eso también lo hace menos atractivo para los anunciantes que financian Facebook.
3. Enemistad de los anunciantes
Hablando de ellos, la mayor vulnerabilidad de Facebook podría ser una retirada masiva de anunciantes. Hace unos días, el director de Marketing de Unilever, Keith Weed, dijo que la confianza del consumidor en las redes sociales se ha desplomado. Amenazó con sacar su dinero no solo de Facebook, sino también de Google. ¿Qué ocurre si otros grandes anunciantes le siguen?
Ya existe una enemistad notable entre algunos anunciantes y grandes firmas de tecnología, sobre el supuesto sigilo de estos últimos respecto a que los usuarios sean el objetivo de los anuncios.
Muchas figuras de alto perfil en el mundo de la publicidad con las que hablé dicen que desprecian lo que ven como una falta de transparencia de las tecnológicas.
Más información: http://bbc.in/2ERzSUp

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here