lunes, febrero 26, 2024

Top 5 Semana

Noticias

Caso Azucena: censura, dicen críticos; va a otro programa: oficialistas

Varios comunicadores de perfil crítico con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador consideran como censura la salida de Azucena Uresti de Milenio, mientras que los oficialistas anuncian que la razón es que se va a radio con un programa de tres horas. En ese péndulo se han movido las primeras opiniones en redes sociales.

Después de la última emisión del noticiario de las 10 de la noche de Milenio conducido por Azucena Uresti, comenzaron a verterse en redes sociales las opiniones sobre ese hecho, que fue desde considerarlo como un ataque a la libertad de expresión, por un lado, hasta la afirmación de que se va a otra empresa a dirigir un programa de radio.

Carlos Loret de Mola, que en la semana mantuvo un duro intercambio con López Obrador, comentó el tuit en el que la periodista dice que en el noticiario que condujo hasta ayer han enfrentado “desafíos” y “presiones”. Sobre ese mensaje escribió: “Este tuit contiene todas las claves para entender la salida de Azucena Uresti de su noticiero. Para ella, un abrazo y la certeza de que viene lo mejor”.

Para Pascal Beltrán del Río, director de Excélsior, bordó sobre la resistencia en esta época: “Son tiempos difíciles para el periodismo. Tiempos en los que el poder en turno ejerce enormes presiones sobre medios y comunicadores para ocultar problemas y decisiones erróneas y ventajosas, así como deformar la verdad en su beneficio. Habrá que resistirlas. Es nuestro deber”.

Para Marco Levario, director de etcétera, fue tajante: la salida de Uresti “es resultado de la operación de Estado encabezada por AMLO para sentar a su criatura en la silla presidencial. Empresas como Radio Fórmula están cediendo y ahora Milenio también claudica a la libertad de expresión. Las circunstancias a las que se refiere la periodista sin duda consideran al autoritarismo de López Obrador y su disgusto porque lo critiquen. Los medios agachones ceden a la libertad de expresión”.

Curiosamente, Jenaro Villamil, presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, fue muy comedido con la conductora: “Se despide Azucena Uresti (@azucenau) de su espacio informativo de @mileniotv a las 22:00 horas. Éxito en sus próximos proyectos”.

A su vez, Adela Navarro Bello, directora del semanario Zeta, reconoció el motivo de Uresti: “Éxito @azucenau Azucena, tu proyecto periodístico seguirá, donde quieras que estés. Votos porque tu voz y la de otros se siga escuchando, y fuerte, en otros espacios. Mi reconocimiento y abrazo solidario antes estas circunstancias actuales”.

Por su parte, Julio Hernández López, director de Astillero y quien ha argüido varias veces que el gobierno de López Obrador respeta la libertad de expresión, comentó que a la periodista le falta dar explicaciones: “Periodista firme, curtida en difíciles momentos, bien haría Azucena en precisar esas ‘circunstancias’, para que queden claros los motivos”.

Según Raúl Trejo Delarbre, académico especialista del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM y articulista de La Crónica, apreció la mano gubernamental en lo sucedido: “La cancelación del noticiero de Azucena Uresti es un retroceso para la libertad de expresión y una constatación tanto de las presiones oficiales que hay sobre esa empresa, como de la decisión de los propietarios de Milenio para ceder a ellas”.

Para Ciro Murayama, profesor de la Facultad de Economía y articulista de El Financiero, contextualizó lo ocurrido en el ataque contra la democracia: “Cuando se cancela una voz informativa, se trata de una mala noticia para las libertades. @azucenau ha hecho un trabajo al servicio de su audiencia, no del poder. Otra muestra de que el ecosistema democrático está bajo ataque. Volverás Azucena, a otros espacios”.

Luis Carlos Ugalde, director de Integralia y colaborador de El Financiero, también responsabilizó al gobierno de López Obrador: consideró “preocupante que hayan sido las presiones del gobierno las que lleven a @mileniotv a prescindir de Azucena. El gobierno cada vez más intolerante frente a la crítica, peor que en otros sexenios. Y los directivos de medios acomodaticios como siempre”.

Al expresidente del IFE le respondió Álvaro Delgado, director de Investigación de SinEmbargo: “Qué maravilla: @LCUgalde afirma que ‘presiones del gobierno’ hayan llevado a la salida de @azucenau de @mileniotv. Es otro fraude de Ugalde. Ni ella ha dicho eso”. Para la hora que tuiteó eso Delgado, Uresti ya había colocado el mensaje en el que hablaba de “desafíos” y “presiones”. Aunque no resulta extraño que Álvaro, un conspiranoico consumado e irredento (sobre todo si le conviene), tratándose del gobierno de López Obrador no se permita ni la más mínima suspicacia.

Pero Delgado también dio una suerte de primicia, sin dar ninguna fuente, sobre las razones de la salida de la periodista: “¿Y cuáles son las ‘circunstancias actuales’, @azucenau? Las ‘actuales circunstancias’ son que @aucenau tendrá programa de radio nuevo, de tres horas. Comienza el 5 de febrero”.

Ese dicho de Delgado fue prácticamente plagiado por un especialista en esos menesteres, Fabrizio Mejía, director del medio oficialista Sentido Común“¿Será que ahora la censura consiste en tener 3 horas diarias en el radio?”.

El politólogo Gibrán Ramírez Reyes criticó a los inocentes: “Me encanta cómo les encanta hacerse guajes con la salida de Azucena y las ‘circunstancias actuales’. Han de querer que le expidan un ‘certificado de censura y presiones’ y que ella se cierre las puertas de las empresas que podrían contratarla contando todo con pelos y señales”.

Para Ivonne Melgar, reportera de Excélsior, denunció el abuso: “Qué orgullo que la dignidad, el honor, la valentía y la defensa de los hechos escriban esta noche una página de resistencia del periodismo mexicano frente al abuso de poder”.

Jorge Gómez Naredo, director de Polemón, presumió las libertades: “La decisión personal de Azucena Uresti de apostarle a la radio en lugar de a su programa de tele, según la derecha, ‘es censura y la dictadura de AMLO’ y bla bla bla. Nunca se tenido tanta libertad de expresión como en este sexenio. Dejen de inventar censuras que no existen”.

Por el contrario, Mario Maldonado, director de El CEO y colaborador de El Universal, escribió: “Una lástima para Milenio, para la libertad de expresión y para el gremio periodístico. Pero te va a ir bien, @azucenau . El buen periodismo; valiente, genuino, veraz, incisivo, el que escudriña al poder, siempre tendrá cabida… y siempre habrá dueños de medios de comunicación dispuestos a enfrentarse a los poderosos, y como dicen otros de nuestros colegas, ‘al costo que sea’. Mi solidaridad y vengan mejores tiempos, mejores dueños y, sobre todo, mejor periodismo”.

El cómico Víctor Trujillo no tiene dudas en su mensaje para Uresti: “Dadas las circunstancias actuales, mi repudio para quienes exigieron tu espacio, y mi desprecio para quienes lo cedieron”.

El comentarista Pablo Majluf escribió sobre la “circunstancias actuales” lo siguiente: “Parece eufemismo. Pero no. Lo dice todo. Porque no sólo sabemos lo que significa, sino que está escrita en esa clave indirecta tan característica de climas autoritarios”.

En el ámbito político, Xóchitl Gálvez, aspirante presidencial opositora, se ocupó del tema y condenó lo ocurrido: “Se pierde la libertad cuando se pierde un espacio de periodismo tan profesional como el que tenía @azucenau en Milenio. Se pierde la verdad cuando se pierde una voz como la de ella, que siempre dio espacio a todas las opiniones. A @lopezobrador_ le incomodan los reportajes sobre la corrupción y la ineptitud de su gobierno”.

Los otros candidatos, Jorge Álvarez Máynez y Claudia Sheinbaum, no se refirieron a lo ocurrido por la noche. Pero Gerardo Fernández Noroña, vocero de esta última, sólo comentó el tuit de Gálvez: “Sigues haciendo campaña sicofanta @XochitlGalvez”. Acerca de las razones y las implicaciones de la salida de Uresti de Milenio nada tuvo que decir.

etcetera.com.mx

Populares