del Jo’, del que hablamos, y de la h que no es tan muda . A proposito de una moda muy fuerte por tomar palabras de origen maya para comercializar o promocionar

0
193

Admito que esta publicidad es creativa, sin embargo, la grafía h que lleva el nombre Tho’ (al igual que muchos otros topónimos y apellidos de origen maya) NO es muda, más bien representa el fonema /h/ (fricativo, glotal y sordo). En este sentido, la h que tanto se observa escrita en muchas partes de Yucatán, e incluso en toda la Península, puede sonar en realidad como una j (como en jalar, joya, jeringa, etc.).

Si usted es yucateco, piense en palabras de origen maya como Holbox, hach, hanal pixan, hetsmek’, Hunucmá, Huchim, Hau, Hocabá, y note cómo en todos estos casos la h tiene un sonido.
Por otra parte, el nombre Tho’ en realidad es una forma, digamos, comprimida de dos palabras: la preposición ti’ y el sustantivo ho’, y se ha utilizado desde tiempos muy remotos para nombrar a una ciudad maya sobre cuyas ruinas los españoles construyeron Mérida. Asimismo, el significado de Tho’ ha sido objeto de acalorados debates y, por lo mismo, se han formulado varias propuestas a lo largo de los años. Brito Sansores (1986), por ejemplo, señaló en su momento:
“El nombre T’hó como se sabe está formado por el prefijo T’ que significa: ‘lugar de’ y ho’ que es el nombre maya del número cinco. Algunos estudiosos consideran que el nombre se refiere a los cinco cerros principales que se dice existían en los cuatro puntos cardinales, y en el centro de ellos, en la población mencionada” (p. 154).
Recomiendo revisar el libro T’Hó, la Mérida ancestral de Josep Ligorred Perramon porque este autor se adentra y discute varias de las propuestas que se han hecho.
De igual forma, vale la pena señalar que si bien este nombre es muy antiguo NO se ha perdido, ya que los mayahablantes lo siguen utilizando día a día para referirse a Mérida. Esto no lo han hecho por mera casualidad o coincidencia, más bien por el resultado de la transmisión cultural entre generaciones, es decir, abuelos que enseñaron la lengua maya a sus hijos, esos hijos a sus hijos y así sucesivamente. Entonces, que el gobierno municipal pase por alto completamente esta pronunciación del nombre no solo ignora por completo toda su historia y patrimonio lingüístico, sino también minimiza la voz y la existencia propia de los mayahablantes actuales que todavía dicen orgullosamente tin bin Jo’ (estoy yendo a Mérida).
Ahora que existe una moda muy fuerte por tomar palabras de origen maya (principalmente el yucateco) para nombrar empresas, centros recreativos, desarrollos inmobiliarios, proyectos de gobierno, entre otros casos, es importante que todo se haga con prudencia y respeto. La lengua es parte fundamental de la cultura en cualquier grupo social y pareciera que, al menos en el caso del maya yucateco, el ámbito privado y público la estuvieran utilizando como un mecanismo para comercializar o promocionar sus intereses entre la población hispanohablante de Yucatán. Pero
bueno, como siempre estoy abierto al debate. Espero regresar de nuevo a YouTube pronto.

Brayant Sandoval | Glotal ✅

La fotografía es propia. Se tomó en la Avenida Yucatán en la Ciudad de Mérida el día 10 de enero de 2023.

Referencias:
Brito Sansores, W. (1986). La escritura de los mayas. Producción Editorial Dante.
Güémez Pineda, M. (2011). Diccionario del español yucateco. Plaza y Valdéz Editores; Universidad Autónoma de Yucatán.
Ligorred Perramon, J. (1998). T’Hó, la Mérida ancestral. H. Ayuntamiento de Mérida, Dirección de Desarrollo Urbano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here