Viernes de vejentud .Grupos con apodo

0
72

Por Pedro Rivas Gutierrez

Comienzas por la familia y los amigos de la infancia. Luego se van sumando los compañeros de la escuela, del trabajo, sindicatos, cámaras, clubes sociales y de servicios, apostolados, los afines en el arte, el deporte o la ciencia, padres de amigos de tus hijos, compadres, similares y conexos. En todos lados haces amigos y vas formando grupos, algunos permanentes, otros transitorios.

Si vives mucho y no eres un ermitaño, los grupos se van multiplicando. Al cabo de la vejez, si no tienes una buena agenda (o una buena esposa que te lo recuerde), ya no sabes cuándo tienes una reunión, ni dónde, ni con quién.
Los grupos de amigos tienen identidad propia y, por tanto, nombres o apodos. Recuerdo con especial cariño al grupo favorito de mis papás: los Chulines, que nos generaron tíos y primos para toda la vida,

Los nombres de los grupos pueden ser tan obvios, que todo mundo entienda de qué se trata. Pero también hay apelativos cuyo significado solamente resulta claro para los participantes. ¿Y qué? Total, a los de afuera los tiene sin cuidado con quién te reúnes y para qué. Bueno, con excepción de los chismosos y los fanáticos de la política.
Con eso de la modernidad tecnológica, los nombres cobran especial importancia. Basta con crear un chat con el apodo del grupo, para tener a mano a todos sus integrantes sin necesidad de dirigirte a ellos uno por uno, como en la antigüedad era con las llamadas telefónicas, las cartas o los telegramas.
Yo he pertenecido a muchos, conservo a varios, y cada uno tiene su nombre propio: Hermigos, Amigos de Siempre, Laboratorio, Ex SGG, Masters, Modelo, Mutualista, Jornadas, solo como ejemplos. Hay más.

Con algunos me reúno semanalmente, con otros cada mes, y también hay los de vez en cuando, pero procuro no faltar, porque en todos y cada uno encuentro razones para vivir y estímulos para crecer. Y no es que los necesite, es que los quiero.
No necesito explicar más, porque estoy seguro de que todos ustedes tienen sus propios grupos con sus particulares apodos. Entonces, ya saben de qué se trata todo esto. Solo quería compartirles que soy grupero, por si tenían la duda. ¡Salú!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here