‘Amenazó’ Peña Nieto a Salinas de Gortari para que no se metiera en la sucesión presidencial: columnista

0
705

El Presidente Enrique Peña Nieto habría “amenazado” la estabilidad de la familia de Carlos Salinas de Gortari para que no se involucrara en la sucesión presidencial, según publicó hoy el columnista Salvador García Soto.
En su texto en el periódico El Universal, García Soto señala que las investigaciones en contra de Ricardo Anaya derivarían de la ruptura en las élites política del país.
La principal ruptura se habría dado en diciembre de 2016 cuando el expresidente Carlos Salinas de Gortari pidió audiencia con el presidente Enrique Peña Nieto. Días antes, su hijo Emiliano Salinas había conocido que era investigado por transferencias internacionales con su asociación In Lak Ech, donde supuestamente había irregularidades.

“Cuando lo recibieron en el despacho presidencial, Peña no estaba solo: a su lado estaba Luis Videgaray y a la pregunta de Salinas de por qué investigaban a su hijo, le respondieron con documentos y seguimientos de transferencias que sustentaban la investigación del SAT. El mensaje era claro: no querían a Salinas metido en la sucesión y le pedían hacerse a un lado para dejar que el presidente decidiera quién sería el candidato del PRI”, escribió García Soto.
Después de ello, en enero, Peña Nieto realizó enroques en su equipo de trabajo con lo que salió Claudia Ruiz Massieu, sobrina de Carlos Salinas de Gortari, quien se desempeñaba como secretaria de Relaciones Exteriores.
Así se dio el rompimiento entre la familia Salinas de Gortari y el Presidente Peña Nieto, según narró García Soto.
Te puede interesar

 

El panista era considerado ‘amigo’ en Los Pinos, de acuerdo al columnista / Foto: Archivo
Ruptura desencadenaría en choque con Anaya
En la misma columna, García Soto refiere que esta ruptura con Salinas de Gortari tuvo efectos en la relación que el panista Ricardo Anaya tenía con Los Pinos.
“(Anaya) cometió un grave error que hizo que en Los Pinos se prendieran las alertas y que el joven político que hasta entonces era visto como ‘amigo’ y hasta como un posible ‘Plan B’ del peñismo para la Presidencia, pasara a ser considerado ‘un traidor y un mentiroso’.
“El acercamiento de Anaya con el expresidente Salinas lo volvió enemigo número uno del peñismo”, concluyó García Soto quien adelantó que este martes dará más detalles de esta situación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here