IMSS aclara que caducidad de inventario está dentro de las “buenas prácticas internacionales

0
244

Al dar respuesta a la réplica de Latinus, publicada en su portal el pasado 10 de abril, el Instituto Mexicano del Seguro Social explicó que, tras su reportaje sobre una supuesta caducidad millonaria del inventario de medicamentos del IMSS, el medio de comunicación cometió errores básicos de contabilidad y administración de inventarios al realizar su reportaje, por lo que la prescripción de los fármacos “se encuentra dentro del margen aceptado como buenas prácticas internacionales”

A través de un video publicado en sus diferentes plataformas electrónicas, la institución a cargo de Zoé Robledo expuso la teoría básica de la contabilidad y conceptos generales de la administración de inventarios lo que permitirá ampliar la información presentada por el IMSS con “respecto a los cálculos erróneos hechos por el medio de comunicación sobre inventarios de medicamentos caducados”.

“Para entender la movilidad de los inventarios vamos a hacer un análisis muy sencillo con un ejemplo y explicado en la anterior entrega. Supongamos que una familia vive con sus diez hijos en una casa. Durante enero, febrero, marzo y abril continúan viviendo todos juntos, pero en mayo dos de los hijos se casan, forman su propia familia y se van a vivir aparte, entonces en el mes de mayo viven ocho hijos en la casa de esta familia. Sin embargo, en junio tienen un nuevo hijo, es decir ahora hay nueve en la casa.

“En esta analogía la familia empezó con diez hijos viviendo en casa luego bajó a ocho y finalmente cerró el año con nueve. Al igual que los hijos de esta familia, los inventarios no son estáticos. Se mueven con el tiempo. Esa es justamente una de sus características. Así como hay hijos que se van y otros que nacen, los inventarios tienen altas y bajas por ello la suma lineal de cada uno de los inventarios mensuales no es correcta. Ese fue un error que el medio de comunicación cometió.

“En el IMSS los saldos de inventarios de cualquier tipo se calculan, evalúan y registran mensualmente de acuerdo con el tipo de bien y también se realizan constantemente inventarios físicos anuales rotativos y selectivos. En el caso de los inventarios por mermas esto se incrementan por caducidades nuevas y disminuyen cuando una vez cumplido el protocolo normativo se proceden a disposición final, es decir, no se tiran a la basura como afirma el medio de comunicación. Requieren de un proceso de desecho controlado y normado por la COFEPRIS.

“Analicemos ahora un ejemplo real con base a la información que Latinus tuvo en su poder y que fue proporcionada por el IMSS. Tomaremos para este análisis la primera clave de la lista, el primer estado y año que aparece en la base de datos. Analizaremos la clave valproato de magnesio, que es un medicamento para el tratamiento de la epilepsia del estado de Aguascalientes, particularmente del año 2019, es así como puede observarse la siguiente explicación:

“Lo que hizo Latinus fue simplemente una suma aritmética y con ello obtuvieron un dato erróneo de 1,610 piezas caducas. Hagamos ahora con la misma información el análisis correcto. Lo primero que tenemos que identificar son las diferencias mes tras mes. Como puede observarse en el ejemplo, se empezó el año 2019 con 46 piezas caducadas de valproato de magnesio. Estas piezas se aseguraron y registraron en el inventario del almacén del órgano de operación administrativa desconcentrada de Aguascalientes. Estas 46 piezas vienen de adquisiciones del ejercicio anterior. Ahora bien, el inventario de cierre de enero es el inventario inicial de febrero, es decir, las 46 piezas del inventario de febrero son las que se registraron en enero.

Lo mismo pasa en marzo, abril, mayo y junio. En esos meses no hubo caducidades nuevas de esta clave, por lo que las diferencias son de cero piezas. El inventario de julio fue por 138 piezas caducadas. Sin embargo, podemos ver que en junio cerramos con 46 piezas caducadas de esa clave, las cuales están registradas en esas 138, es decir el inventario de julio de 2019 (138 piezas), menos inventario de junio 2019 (46 piezas) igual diferencia entre junio y julio de 2019. Caducidades nuevas: 92 piezas, es decir, en julio se acumularon 92 nuevas piezas caducadas más las 46 que vienen desde enero y que se han venido registrando mes tras mes haciendo el total de 138 caducadas acumuladas en el inventario de julio. En agosto el número de piezas caducadas subió a 276 por lo que, considerando los inventarios de cierre de los meses previos, el resultado del análisis sería inventario de agosto de 2019 (276 piezas), menos inventario de julio de 2019, (138) igual diferencia entre julio y agosto de 2019, caducidades nuevas 138 piezas. Esto significa que en agosto se acumularon 138 piezas caducadas de esa clave.

“Respecto del inventario anterior, para calcular la cantidad de piezas caducadas de ese período tenemos que sumar las 46 que vienen registradas desde enero más las 92 caducadas en junio y las 138 piezas caducadas en agosto. En total, la suma es de 276 piezas que es el inventario de piezas caducadas acumuladas de agosto. Ahora bien, en septiembre la cifra bajó a 230 piezas caducadas, eso significa que las 46 piezas que se traían desde enero se dieron de baja del inventario debido a que se cumplieron los protocolos normativos para destruirlas.

Esas 230 piezas se siguen registrando por los meses de octubre, noviembre y diciembre, es decir, ya no se presentaron nuevas caducidades al cierre del año 2019. Por tal razón, podemos concluir que para el año 2019 en el estado de Aguascalientes se presentaron mermas por caducidad de 230 piezas de valproato de magnesio, no 1,610 piezas, que serían calculadas bajo la lógica de Latinus. Es decir, Latinus está sumando 1,380 piezas caducadas inexistentes que representan un 600 por ciento más de lo real caducado en el periodo entre los años 2019 al 2021.  El total de piezas caducadas del valproato de magnesio representa el 0.9 por ciento de merma, cifra que se encuentra dentro del margen aceptado como buenas prácticas internacionales”.

De esta manera, el IMSS destacó que dichos cálculos evidencian “nuevamente la falta de pericia para realizar este tipo de análisis de forma profesional por parte del equipo de investigación de Latinus y cuyos resultados erróneos afectan la imagen del Instituto Mexicano del Seguro Social”.

Finalmente, el IMSS agradeció a los diferentes medios de comunicación que, como Etcétera, hicimos pública la aclaración. Así el instituto reconoció nuestro compromiso con la información objetiva y permite nuestros lectores cuenten con información verídica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here