La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó al presidente Andrés Manuel López Obrador a que envíe, en un plazo de 30 días, sus candidatos a comisionados de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece). En su sesión del lunes, el Pleno de la SCJN dio respuesta a una controversia constitucional presentada por la Cofece, en la que esta reclamaba la omisión del presidente para enviar sus propuestas de personas que la integrarán. Después de que un comité evaluador envió la lista de elegibles después de la aplicación de un examen de conocimientos, el Poder Ejecutivo debía haber escogido entre ellos sus candidatos y presentarlos para su aprobación ante el Senado de la República, lo que, tras dos años, no ha ocurrido. Así, a propuesta del ministro Juan Luis González Alcántara Carrancá propuso dar al presidente de la República un plazo de 30 días para enviar al Senado de la República los nombres propuestos para cubrir los tres procedimientos pendientes, lo que fue aprobado con los votos de nueve ministros de la SCJN. Los tres cargos de comisionados de la Cofece que están vacantes se deben a que la comisionada Alejandra Palacios Prieto renunció de manera anticipada; concluyó el periodo de Eduardo Martínez Chombo, y Gustavo Pérez Valdespín falleció. Desde noviembre de 2020 la Cofece solicitó a López Obrador que escogiera de entre los nombres que le envió el Comité de Evaluación. Ante la falta de respuesta, un año después el organismo autónomo presentó la controversia constitucional por la omisión en la que el Ejecutivo ha incurrido en este asunto. Dos años después de la solicitud original y uno después de la presentación de la controversia constitucional, la SCJN declara inconstitucional la omisión del Ejecutivo en el tema y conmina a López Obrador a cumplir con el mandato constitucional. A finales de marzo de este año, López Obrador rechazó la validez de las listas de elegibles que le presentó el Comité de Evaluación debido, según él, a que fueron emitidas sólo por dos de tres miembros que lo deberían integrar. Una de las instituciones que era uno de ellos, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, lo había desaparecido en 2019. Asimismo, a mediados de febrero, preguntado en su conferencia de prensa sobre si ya tenía los candidatos para integrar la Cofece, López Obrador, en su guerra contra los organismos autónomos, incluso dijo que sería mejor que estos ni siquiera existieran y que plantearía una reforma constitucional para desaparecerlos.

0
208

Breves apuntes de su historia en los últimos años.

Peto, Yucatàn, México a 29 de noviembre de 2022.

Lo que se observó en la radio XEPET “La Voz de los Mayas” en el 2015, con el recorte en más del 60% de su personal, hoy una realidad, la radio, casi sin personal y sin equipo para hacer su labor, además de ser la única radio en su tipo en el estado de Yucatán, que le da servicio en comunicación al gran pueblo maya.

Hoy 29, de noviembre, a 40 años de su fundación hasta la fecha, tenemos al menos, la situación en que se encuentra una de las radios más amadas en el sureste mexicano, hoy en agonía, y cuyos estores, sería como esas pocas voces que le queda.

Nos enteramos que se deseen abrir más espacios de radios que comunican al pueblo maya, como la XEPET, pero no hay que olvidar que se necesita recursos económicos con el fin de pagar los servicios de internet y de electricidad, mantenimiento técnico al transmisor, entre otros; además, cuenta con un personal técnico especializado, que no consiste en contratar a mayas recién egresados de las carreras de comunicación, y ni mucho menos poner a los incondicionales del delegado en turno.

Los pocos comunicadores de XEPET que aún le queda, nacieron de un proceso riguroso técnico, en donde las mejores voces y de gran trayectoria, oriundos de las regiones del mayab y seleccionados de 20 a 30 quienes concursaron con el perfil de conocer y hablar el idioma maya, pero el gran detalle, no es un trabajo más tener esa sensibilidad por cultivar “Esa pasión por la radio y su comunidad”

Darle voz a la comunidad y cultivar esos valores mayas, cualidades que hoy en día, no todas las instituciones educativas le inculcan a los hijos del mayab, son muy pocas trabajan el tema de los valores mucho más en una sociedad donde se cultiva el individualismo y la hipocresía, ahora muchos son formados, por cuanta lana debes ganar y posicionar esa voz; es más, cuando ocupan un espacio de los suyos algunos “se sienten iluminados y endiosan al partido o quien lo puso ahí” y se le olvida sus raíces étnicos.

Las pocas voces oficiales con que cuenta XEPET, a ellos, les consta como durante estos largos años, han trabajado con esa satisfacción de servir a la comunidad maya (en donde muchos anteponen a sus familias, incluso la salud), compartiendo sus sueños, su vida y saben de la situación en que viven las familias mayas, a la cual le sirven.

Hoy día, numerosos implementados por funcionarios de las instituciones que trabajan a lado del pueblo maya; muchos de ellos sin corazón más que el interés de servirse y al patrón, quienes siempre se sirven con la cuchara grande y si les va bien, ni les interesa como “los otros” sacan el trabajo y muestran ese lado humano.

Ahora ante los efectos de la galopante crisis en que viven millones de indígenas en sus respectivas comunidades, cuyos cuadros humanos, son discriminados, humillados, y consté, en el caso de la radio, hablando de derechos humanos, mientras que el suyo, es pisoteado.

Muchas de esas voces que estuvieron en los inicios de la radio XEPET, fueron cesados, por los constantes recortes al personal, que inició a mediados de los años 80’s a la fecha, por el extinto Instituto Nacional Indigenista (INI), hoy Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

Los peores momentos de la radio, fue recorte masivo de su personal, realizado mediados del mes de diciembre del año 2015; en donde de los 10 que había, corrieron a 7, incluyendo a su director; después de la fuerte protesta de la comunidad radioescucha, se reconsiderò al director y al técnico que le da mantenimiento del equipo de transmisión de la radio.

Entre que eso sucedía, altos funcionarios de la delegación estatal, encabezado por Jesús Vidal Peniche buscaron los medios para obligar a los trabajadores cesados que no fueron considerados, a firmar un documento en donde con la promesa de algunos centavos y con el “supuesto de reconocer sus más de 20 años de estar como trabajador del medio” y con ello asegurarse de que no habrá demanda laboral.

Sin embargo, la comunidad maya e intelectual ese año, respaldo al gran equipo humano de la XEPET, el gobierno del estado, encabezado por Rolando Zapata Bello, lo consideró y busco la forma de que los 5 trabajadores que no fueron reincorporados oficialmente a su labor, se comprometió a apoyarlos parcialmente para que mantengan sus servicios al frente de sus comunidades.

Entonces del 2016 a 2018, tiempo que estuvo ese acuerdo, el gobierno estatal intentó utilizar a la radio XEPET como parte de su andamiaje de comunicación social “por los recursos que otorga” pero la radio mantuvo su barra de programación “sin contaminarse mucho por ese enfoque”; el resultado fue, posicionar un programa de radio a través de INDEMAYA, cuyo proyecto le falta corazón y vida, porque muchos los que están ahí, piensan que la “cultura sale de los letrados mayas” y son ellos quienes tienen que llevar la cultura al pueblo; entonces, se nota a leguas que hay producción, pero no hay contenido que realmente aporte para la comunidad; desde luego, sin considerar que muchos de los entrevistados son los “ palomeados” de quienes ”promueven la cultura y están muy cerca del gobierno en turno”

Con el gobierno de Mauricio Vila se “corto ese acuerdo del apoyo a su personal” y la radio XEPET quedó al garete, y fueron los trabajadores de la misma estación radiofónica, quienes a pesar de su raquítico salario “hicieron su vaquita” para apoyar a los pocos compañeros que decidieron participar con ellos, pero con la llegada del virus, todo cambio.

¿Se imaginan las condiciones en que viven los comunicadores de la radio? En donde ellos no solo le dan vida a la barra de programación acorde a las necesidades en comunicación del territorio, por otro lado, la de atender las necesidades técnicas de traducción al maya de numerosos textos que les llega de oficinas centrales, en donde les exigen cápsulas o algunos programas de radio, aparte que desde el año 2018, les eliminan todas las prestaciones que por ley les corresponde.

El equipo humano de la XEPET, cuenta con amplia experiencia en la radiocomunicación. Se formaron con la experiencia y del trabajo directo con las comunidades mayas, cada uno de ellos conoce los pormenores de su cultura, sus valores y el idioma.

El castigo presupuestal a las radios indígenas afecta a quienes siempre han trabajado a pesar de esos salarios raquíticos; ellos han entregado más de 20 años en ser profesionales en comunicación al servicio de sus comunidades.

Y es que el trabajo en radio “no es solo sentarse y replicar la transmisión de una barra de programación diseñada por las oficinas centrales del INPI en cadena nacional” como señalan muchas voces, al observar como las radios de sus territorios se han convertido en “satélites” de programas que no le es de interés ni comunica la realidad de sus territorios.

Hace falta adquirir o dar mantenimiento a los equipos necesarios para que se mantenga una transmisión de calidad y de gran importancia para las comunidades indígenas en sus festivales, asesoría en la salud o la de comunicarles de esos temas de interés.

El recorte presupuestal afecta severamente las funciones sustantivas de las radios y que un día fue conceptualizado como “promover el libre desarrollo de los pueblos indígenas con acciones de comunicación”

Felicidades a los verdaderos cuadros técnicos de origen maya, que sacan la casta durante estos años 40 años en que acompañan a la XEPET, mantengan esa voz firme y cálida para darle ánimo a su comunidad, aunque en el fondo, no hay ni las mínimas condiciones de trabajo, y que urgente que es de importancia su atenciòn por enaltecer a la cultura maya.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here