domingo, mayo 19, 2024

Top 5 Semana

Noticias

Bodega Aurrera pone en riesgo a clientes del sur profundo al tolerar operacion de grupos externos en sus áreas de estacionamiento

Bodega Aurrera pone en riesgo a sus clientes en el sur profundo de Mérida al no mantener normas de seguridad y tolerar la existencia de grupos externos para labores de movilidad en sus áreas de estacionamiento

No fue hasta que dos bandos se enfrentaron disputando esta actividad cuando la Gerencia Regional intervino y radicalmente determinó que no operen en áreas privadas como el estacionamiento

El conflicto no solo contempla a franeleros sino también a mototacisstas expusieron a las autoridades policiacas que acudieron ante el conato de enfrentamiento .

La fanpage policiaca Mérida al Dia pública los pormenores de este hecho que se registró ha un par de días :

Pleito de viene vienes dejan sin chamba a dos bandos luego de que uno de ellos se pasara de lanza con el otro. Todo ocurrió aparentemente en el bodega Aurrera de la avenida 86 con 147 de la colonia Emiliano Zapata Sur. Según se supo, el gerente, el encargado de piso de apellido Ayala y un tal Jesús (viene viene) se dieron a la tarea de «despedir» a los franeleros del turno de la mañana con el fin de que el mencionado pudiera meter a gente y así apoderarse de la plaza dejando sin trabajo a 5 personas que son el sustento de sus familias. Ante tal situación, Jesús y sus cómplices comenzaron a trabajar y, a pesar de las súplicas de los franeleros de la mañana, este no cedió y dijo que ya no tenían trabajo desde hoy.

Debido a lo sucedido, fue necesaria la presencia de la policía, a cuyos agentes se les explicó el motivo del descontento de los ahora «despedidos», quienes incluso dijeron estar conscientes de no ser empleados directos de la tienda, pero sí dejaron en claro que siempre habían cumplido con las tareas y obligaciones que el gerente les indicaba, tales como llegar al mismo horario que el personal contratado, barrer y recoger la basura del estacionamiento, y además mantener limpio el área verde, sin importar que no era su trabajo, aceptaba dichas indicaciones sin problema. Pero hoy, al llegar, se llevaron la sorpresa de que los «amarillos» ya estaban ocupando su lugar, quedándose de esta manera sin chamba.

Tras largas horas de dimes y diretes, se presentó el director regional de Grupo Walmart y, tras escuchar a ambos bandos, se les indicó que no habría vienes vienes para nadie en el super a partir de mañana, pues el supermercado no podía permitir «manchar» su imagen. Aunque, según los mototaxistas, el tal Ayala se ha dado a la tarea de dejar por los suelos la imagen del lugar, así como lo hizo en su momento en la sucursal de la 50 sur, donde también se sentía amo y dueño del super, afectando en su momento a otro grupo de franeleros y mototaxistas.

Populares