miércoles, febrero 28, 2024

Top 5 Semana

Noticias

El naufragio de los otros Santuarios primigenios de los Santos Reyes en la Peninsula

Yucatán se distingue en toda la nación por ser un pueblo especialmente devoto a los Santos Reyes, siendo que la ciudad de Tizimín, ubicada en el oriente de la entidad, es el primer santuario nacional a estos santos y el segundo a nivel mundial. Una mirada a la historia de la Iglesia en estas tierras peninsulares revela que en la primera evangelización otros pueblos, al igual que Tizimín, recibieron como Santos Patronos titulares a la llamada Triada regia, que con el correr del tiempo y por diferentes factores, su culto se fue eclipsando al grado mismo de perderse su patrocinio y ser desplazado por otro culto.

La fuente clave sobre este asunto lo ofrece el cronista Fray Diego López de Cogolludo en su Historia de Yucatán, publicado a finales de XVII, donde refiere que existieron otras iglesias que tuvieron por título de patronos los Santos Reyes, como son Tabi, Kanasín, Timucuy y Pocboc. En la actualidad solamente Tizimín, Timucuy y Pocboc conserva el patrocinio. ¿Qué pasó con el patrocinio en los otros pueblos?

TABI: El culto a la Pura Concepción no solo eclipso a los Santos Reyes titulares de su iglesia, que entonces era una capilla perteneciente a la parroquia de Sotuta, sino que su culto también puso sombra a los patronos de la iglesia parroquial con la visita anual de la Virgen a la sede de esa parroquia. El único vestigio que aún se conserva es la imagen de San Gaspar, perteneciente a la triada de los Santos Reyes, y que por su lugar debe ser el primero. La dicha imagen que es una escultura de notable tamaño se ubica al pie del retablo virreinal de esa centenaria iglesia.

KANASÍN: No queda nada del rastro del especial patrocinio de los Santos Reyes de su iglesia, en la actualidad la patrona es la Inmaculada Concepción, como lo es desde más de dos siglos. No existen las imágenes de los Santos Reyes en su iglesia parroquial, destacando que, en la persecución emprendida por el general Salvador Alvarado, su iglesia fue convertida en escuela y los santos patronos fueron destruidos en esta cruel persecución. Los Santos Reyes fueron los titulares de esta iglesia por más de tres siglos y medio. ¡Ojalá por los menos se les dedique un altar en esa señalada parroquia!

TIMUCUY: Se conserva aún el patrocinio de estos Santos, pero que ha pasado a lo largo de la historia por ciertas particularidades. Desde principios de la evangelización a mediados del siglo XVI fue puesto como titular a los Tres Reyes, y aún para finales del siglo siguiente este patrocinio se mantenía. Los documentos históricos señalan que, para inicios del siglo XVIII, en específico para 1723, se había reducido a San Gaspar tanto el título de la iglesia como en la presencia de la imagen de este único rey. Fue hasta el año de 1999, cuando por iniciativa de un cura párroco se restauró el patrocinio colocándose los dos faltantes reyes: Melchor y Baltazar.

CULTO A GASPAR: Parece predominar en el área yucateca cercana a Mérida, en Timucuy, Tabi, y en Tixpéual he encontrado la imagen solamente de San Gaspar, aunque como santo solo, no exista en el santoral tridentino. Este santo se ubica en domicilios particulares y es venerado como uno de los Santos Reyes el 6 de enero, por tradición familiar.

POCBOC: Aún se conserva el patrocinio de estos santos, con la especial característica distintiva de la desigualdad en tamaño de las imágenes patronales. En el orden es Baltazar el de color negro. Las sagradas imágenes son de distinta altura.

Lo cierto, es que fueron cinco pueblos que los frailes franciscanos dedicaron en la primera evangelización al especial patrocinio de los Santos Reyes, y aunque se perdieron dos, se han sumado a la lista otros pueblos como Cansahcab e incontables capillas dispersas por toda la geografía de la Arquidiócesis de Yucatán dedicados a estos Santos, tan especialmente venerados por lo yucatecos.

Investigación de José Iván Borges Castillo

Tekal de Venegas, Yuc.

06 de enero del 2024, día de los Santos Reyes.

Populares