miércoles, febrero 28, 2024

Top 5 Semana

Noticias

El nuevo PRI guinda

JOSÉ ANTONIO CRESPO

Investigador del CIDE

Cuando Morena obtuvo su registro, hice un par de pronósticos.

1- Conforme se acercara la elección de 2018, el grueso del PRD (incluyendo a muchos críticos de Amlo), se pasarían a ese partido.

2- Muchos priístas, conforme se les terminara el espacio en su partido, buscarían refugio en Morena, y seguro lo encontrarían, incluyendo sindicatos y corporaciones.

Y es que a pesar de que muchos izquierdistas que nunca fueron del PRI ven mal que se acepte a cualquiera, a pesar de un turbio pasado, Amlo tiene otros datos.

Aunque él Líder Nato criticó las alianzas entre el PRI y el PAN como señal de corrupción, jamás mostró reticencia a aceptar a priístas, panistas y perredistas al margen de lo que hubieran hecho en esos partidos.

Lo que importaba era hacer a su partido más fuerte, no más honesto, contrariamente a lo que decía su discurso.

Y en efecto, Morena se ha alimentado de todos aquellos que pertenecieron a los partidos a los que se les culpa de todo (algunas veces con razón).

Pero al aceptar a esos personajes, queda más que confirmado que Morena no es distinto a los demás. No bajó de otra galaxia.

https://googleads.g.doubleclick.net/pagead/ads?client=ca-pub-1030659341661528&output=html&h=250&adk=1601527827&adf=177237992&pi=t.aa~a.125513315~i.15~rp.4&w=759&fwrn=4&fwrnh=100&lmt=1703641849&num_ads=1&rafmt=1&armr=3&sem=mc&pwprc=3750023097&ad_type=text_image&format=759×250&url=https%3A%2F%2Fetcetera.com.mx%2Fopinion%2Fel-nuevo-pri-guinda%2F&ea=0&fwr=0&pra=3&rh=190&rw=758&rpe=1&resp_fmts=3&wgl=1&fa=27&uach=WyJXaW5kb3dzIiwiMTIuMC4wIiwieDg2IiwiIiwiMTIwLjAuNjA5OS4xMjkiLG51bGwsMCxudWxsLCI2NCIsW1siTm90X0EgQnJhbmQiLCI4LjAuMC4wIl0sWyJDaHJvbWl1bSIsIjEyMC4wLjYwOTkuMTI5Il0sWyJHb29nbGUgQ2hyb21lIiwiMTIwLjAuNjA5OS4xMjkiXV0sMF0.&dt=1703641849238&bpp=3&bdt=8296&idt=3&shv=r20231207&mjsv=m202312070101&ptt=9&saldr=aa&abxe=1&cookie=ID%3D47761bd8756d035c-22ff2131eedf00f3%3AT%3D1691027678%3ART%3D1703640619%3AS%3DALNI_MZaeyyyT3DD3r_dXbTwRy5HnH6jPw&gpic=UID%3D000009af9c2c29d1%3AT%3D1691027678%3ART%3D1703640619%3AS%3DALNI_MYDA6BK5prKmXh5xzUKBBJtT8s8gA&prev_fmts=0x0%2C759x280%2C759x280&nras=4&correlator=5936573613603&frm=20&pv=1&ga_vid=2097153214.1593739032&ga_sid=1703641847&ga_hid=1169848961&ga_fc=1&u_tz=-360&u_his=3&u_h=768&u_w=1366&u_ah=728&u_aw=1366&u_cd=24&u_sd=1&dmc=2&adx=105&ady=2077&biw=1349&bih=651&scr_x=0&scr_y=241&eid=44759875%2C44759926%2C44759837%2C31080104%2C95320869%2C95320885%2C95321229%2C31061690&oid=2&pvsid=3039113172471778&tmod=728152957&uas=0&nvt=3&ref=https%3A%2F%2Fetcetera.com.mx%2F&fc=1408&brdim=0%2C0%2C0%2C0%2C1366%2C0%2C1366%2C728%2C1366%2C651&vis=1&rsz=%7C%7Cs%7C&abl=NS&fu=1152&bc=31&psd=W251bGwsbnVsbCxudWxsLDNd&ifi=22&uci=a!m&btvi=3&fsb=1&dtd=245

El propio Amlo calló ante los fraudes de 1986 en Chihuahua y el nacional de 1988, como buen priísta disciplinado que era. Si abandonó ese partido poco después, fue porque le negaron la candidatura que anhelaba, y el futuro PRD le abrió las puertas.

De hecho, Morena parece más la reconstrucción del viejo PRI, pero bajo siglas y colores distintos para engañar a millones de ilusos, cosa que ha logrado.

Pero a diferencia del PRI de Zedillo, que abrió las puertas a la democratización, este PRI guinda quiere cerrarlas para concentrar el poder bajo una lógica revolucionaria tradicional (de origen marxista y también del priísmo antiguo, pero que ahora renace en el modelo bolivariano del Foro de Sao Paulo, exaltado y emulado por muchos morenistas).

De ahí que a diferencia del PRI actual, con todo su oscuro pasado, Morena sí representa hoy en día un peligro para la joven e inacabada democracia en México.

El PRI actual no es santo, pero ya no puede echar abajo la democracia. Morena sí, y lo está haciendo gradualmente.

MORENAPRI

Populares