miércoles, febrero 28, 2024

Top 5 Semana

Noticias

El Tren Maya no es aburrido, es “relajante” : AMLO 

uego de que el diario Reforma reportó que en el primer viaje del Tren Maya los pasajeros se quejaron de aburrimiento, exceso de calor, lentitud y altos precios de los alimentos, AMLO puso una serie de excusas, ironizó y luego pretextó que van “poco a poco”. 

En su conferencia de este lunes, AMLO hizo que proyectaran en la pantalla la nota del Reforma donde se ve gente dormida y en donde se dice que el trayecto fue sumamente lento y aburrido. 

Los vagones del Tren Maya no tienen sistemas de distracción como pantallas para proyectar películas, lo que para el presidente es un beneficio y no una desventaja, pues así la gente se puede relajar. 

“Imagínense, una de las cosas buenas que tienen los trenes es que, a diferencia del avión, el autobús, se relajan, va uno en un tren y va uno platicando, va uno relajado, relajado, relajado. El avión es un poco más tenso, el autobús también y ya ni hablar del helicóptero, además de la tensión, vibra mucho, estropea”, pretextó. 

Y se burló de las críticas que se publicaron sobre la carta de alimentos, pues no ofrece comida de la región. 

“Lo otro, que no hay cochinita, no hay panuchos, no hay chanchamitos, sino paninis, ja, ja, ja, ja, ja. Y que la carta de los servicios de alimentos tiene paninis y que es carísimo. Ya poco a poco lo vamos a ir mejorando, es un proceso, que nos esperen, está iniciando”. 

Así, excusó las fallas en la atención al usuario de un proyecto que tiene años diseñándose y que debería tener resueltas cosas tan básicas como una apropiada carta de alimentos, aire acondicionado y ofertas de distracción, como cualquier autobús o como los trenes de otros países

Sobre la gente que iba dormida, dijo que eso es una ventaja. “Ojalá pudiera yo dormirme así”. 

Ayer, Reforma reportó que el primer viaje de pasajeros del tren fue muy lento y que los costos de los alimentos en extremo elevados, ya que un café con leche cuesta 120 pesos, un mazapán 35 pesos y una botella pequeña de agua 33 pesos. Un combo de baguette, 305 pesos. 

También informó que “los asientos no son reclinables” y que de los baños se escurría el agua de los lavabos.  

“El primer recorrido público, de Campeche a Cancún, fue absolutamente aburrido, con una velocidad promedio de 89 kilómetros por hora que bajaba hasta los 29, más lento que los camiones que rebasaban por la autopista”, señala la nota del diario. 

El director del Tren Maya, Óscar Lozano, dijo que en el primer viaje no se llenó el cupo, que solo se vendieron 221 boletos debido a que la estación de abordamiento no tiene transporte público.  

Se recordará que las cuentas obradorista en redes sociales afirmaron que los boletos del Tren Maya estaban completamente agotados, pero no se vio esa alta demanda en el primer día de operación. 

Pero AMLO pidió “que nos esperen”, pues “poco a poco” irá mejorando. 

Revista etcetera

Populares