domingo, marzo 3, 2024

Top 5 Semana

Noticias

La veneracion de los Reyes Magos en Yucatan

Antigua es la veneración a estos santos en Yucatán, su conservación actual es fruto de primera evangelización, de las misiones franciscanas.

Cuando rayo el alba de la conquista espiritual, la orden seráfica fue la exclusiva en la labor de las misiones, las crónicas de antiguos religiosos, como Fray Antonio de Ciudad Real, refieren «La fiesta de los Santos Reyes». Bajo este patrocinio se colocaron escasas nuevas fundaciones de Iglesia: en 1563 al erigirse el Convento de Tizimín se le dio desde entonces el titulo de convento de «Los Santos Reyes». También existió otro convento bajo este titulo en el pueblo de Ichbalche, pero se perdió en el siglo XVII, pues estaba en al región conocida como las montañas.

Fray Diego López de Cogolludo en su Historia de Yucatán, publicado a finales de XVII, refiere que otras Iglesias con este titulo de los Reyes, como son Tabi, Kanasin, Timucuy y Pocboc.

Tanto como para los españoles conquistadores como para los conquistadores espirituales, los franciscanos, tenían fincada la fiesta de los Santos Reyes, como fiesta solemne, pues profesaban una profunda devoción, «la festividad era tan grande como día de los santos reyes…» refiere una crónica española. Si bien el culto entre los españoles trajo la devoción a Yucatán pronto quizá adquirió fundición con las practicas mayas religiosas, comenzando un sincretismo. Las cronicas mayas coloniales en este caso el Chilam Balam de Ixil, señala el 6 de enero como «La Epifanía y la fiesta de los Reyes».

Según Robet Richar en su obra La Conquista Espiritual, refiere la fiesta de los Reyes como una devoción pedagógico, en la cual los misioneros tenían una «tendencia empeñosa a la enseñanza y edificación… la fiesta de la manifestación del Dios verdadero a los gentiles; la fiesta de los gentiles llamados a la fe».

La devoción a los Santos Reyes en Tizimín, se ha planteado en algunas investigaciones que su origen fue de un total sincretismo al ser colocados en tres pueblos que formaban una sola comunidad, «Están en aquel asiento los pueblo de Titzimin: Zonotchuil, Cacauchi y Tikay que todos tiene por iglesia la del convento, y ella por titular a los Santos Reyes», esto lo escribe Fray Diego Lopez. Con este patrocinio católico la devoción en el oriente entre los mayas se transformo. El auge del culto por los Reyes de Tizimin comenzó en el siglo XIX al unirse el comercio a la fiesta, y a la prosperidad que alcanzo la entonces villa.

Poco más de 18 comunidades en Yucatán sobre salen por su culto: Tizimín, Tabi, Timucuy, Yobain, Cansahcab, Hunucma, Mérida, Tixkokob, Valladolid, Tixcacalcupul, Acanceh, Motul, Ekbalam, Kulubá, Dzidichaltum, Izamal, Ichmul y Peto.

Pero casi puedo asegurar que no existe municipio donde no se le realice un novenario a los Santos Tres Reyes en alguna casa particular, en un barrio o aun en una comisaria de las más pobres como las que abundaban en este Yucatán actual….

A tus inmenso favores

por vuestra gracia alcalzados

los yucatecos deudores,

os quedan muy obligados

a vuestros pies cada dia

nos vendremos a postrar.

Santos Reyes del Oriente,

Gaspar, Melchor y Baltazar

Del Señor omnipotente

la gloria hacednos lograr.

(Ultimo párrafo de los Gozos en la Novena en obsequio a los Tres Reyes Gaspar, Melchor, Baltazar de Tizimín, de autor anónimo.

Populares