domingo, febrero 25, 2024

Top 5 Semana

Noticias

Superpeso duró poco; incertidumbre por quiebra de SVB

El superpeso duró poco. La moneda mexicana llegó a cotizar hasta en 17.92 pesos por dólar, fue coyuntural. Y mostró la enorme dependencia del peso al dólar, las tasas de interés de Estados Unidos y la aversión al riesgo. Tan sólo la semana pasada vimos las declaraciones de Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de EU, donde esbozó un posible aumento de 50 puntos base en las tasas de aquel país y el peso empezó a retroceder… por una poderosa razón.

México está otorgando un sobrepremio por invertir en pesos, con una tasa de interés de 11%, superando en más de seis puntos porcentuales a la de EU. Ese diferencial en tasas podría reducirse si la Reserva Federal aumenta las suyas.

Pero, sobre todo, vimos un mayor riesgo en los mercados, derivado del nerviosismo de ver quebrar al primer banco en Estados Unidos, después de la crisis bancaria de 2008.

La quiebra del Silicon Valley Bank fue importante: es el banco número 16 de EU, con más de 200 mil millones de dólares en activos. Es un banco que le prestó a empresas tecnológicas, lo cual puede marcar el inicio de una burbuja tecnológica, en particular de quienes invirtieron en criptomonedas.

El segundo banco que quebró fue Signature Bank en Nueva York, sobre todo dirigido a quienes invertían en criptmonedas.

Bajo ese riesgo, el nerviosismo se dejó sentir en los mercados. Los inversionistas se resguardaron en dólares, dejando las monedas de economías emergentes. Ayer, la moneda emergente que más perdió valor fue el peso mexicano. Cayó 2.21%, perdiendo 40.9 centavos, para saltar a los 18.91 pesos por dólar. Tan sólo la semana pasada cotizaba en 17.92 pesos por dólar.

Está visto, el superpeso se mantuvo más por las condiciones internacionales del dólar, debilitado, pero cuando éste volvió a ser resguardo de valor, nuestra moneda dejó la capa y regresó a ser una divisa de economía emergente, con estabilidad, sin crisis financiera, pero sin gran productividad ni crecimiento.

ESTÁ SEGURO EL DINERO DE AHORRADORES POR LA QUIEBRA DE SVB

Si en México quiebra un banco, los ahorradores no se ven en problemas porque tienen el seguro de depósito. En México, el seguro de depósitos del IPAB es por hasta 400 mil UDIs, que son más de tres millones de pesos. Si en su cuenta tiene menos de ese dinero, está plenamente asegurado.

Pero, además, en México los bancos están bien capitalizados. No llegan con problemas. Se antoja muy difícil un riesgo de este tipo, a no ser que alguno haya invertido en criptomonedas. Y, por ejemplo, en las fintech sí podría haber una sorpresa.

En Estados Unidos están tratando de frenar la crisis de confianza por la quiebra de Silicon Valley Bank y Signature Bank. El Tesoro y la Reserva han respaldado el seguro de depósito por hasta 250 mil dólares y han otorgado líneas de liquidez a los bancos. No parece ser un riesgo sistémico como el de 2008 de Lehman Brothers.

CONTRA EL CABOTAJE, VOLARIS, AEROMÉXICO Y CANAERO

Para quienes tenían dudas de si Volaris iba a estar contra el cabotaje, desde luego que lo está. El traer aerolíneas extranjeras, que sólo vuelen a los principales destinos, tumbando precios al principio y luego quedándose con el mercado, no parece ser la solución.

Volaris recuerda que el 46% de las rutas que opera es la única que lo hace. Y las extranjeras no lo harían así.

De igual manera, Aeroméxico está contra el cabotaje y avala lo dicho por la Canaero en el sentido de que aumentarían, a la larga, los precios para los pasajeros, llevando a quebrar empresas y desconectar ciudades. El cabotaje viene en la Ley de Aviación Civil y la Ley de Aeropuertos, que se discutirán esta semana. Las aerolíneas son claras: si se permite, las grandes aerolíneas extranjeras sólo depredarán. Es inocente creer que un Lufthansa o un Air France va a venir para hacer vuelos regionales, sólo les va a interesar Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey, Los Cabos y Cancún. De ahí que, a la larga, los boletos van a subir mucho más.

José Yuste

Populares